Finalizó Congreso Indígena

MAS DE MIL PERSONAS EN ACTIVIDADES EN LA UNIVERSIDAD

“Esperábamos que fuera realmente internacional y así fue”, dijo ayer Claudia Salomón Tarquini, coordinadora general Segundo Congreso Internacional “Los pueblos indígenas de América Latina, siglos XIX-XXI (Cipieal 2016) que terminó ayer a las 19 en el Aula Magna de la UNLPam tras cuatro días de intensas actividades.
El encuentro que congregó a más de mil investigadores y miembros de comunidades indígenas llegados de distintas partes del mundo, sobre todo de América Latina, “cumplió con las expectativas que tenían respecto a la asistencia de visitantes de otros países”, según manifestaron los organizadores.
Las delegaciones más numerosas llegaron desde Brasil, México, Colombia, Perú, Chile y Argentina. En menor medida, lo hicieron desde Costa Rica y Honduras, entre otras naciones. El Congreso fue organizado por el Instituto de Estudios Socio Históricos de la Facultad de Ciencias Humanas de la UNLPam. Las ponencias presentadas fueron alrededor de 700.
Salomón Tarquini evaluó que “la compleja situación que atraviesan las economías latinoamericanas conspiró para que ese número no fuera aun mayor” y que “hubo integrantes de pueblos originarios entre los expositores y entre los coordinadores de los simposios. Esto es necesario aclararlo porque este tipo de congresos tiene una participación mayoritaria de investigadores no indígenas, resultado de décadas de exclusión de la población indígena de la educación superior”.

Lleno total.
Salomón Tarquini destacó el lleno total que tuvo el Aula Magna en el acto de apertura, que incluyó la presentación de los estudiantes del Centro Regional de Educación Artística (Crear), y la posterior conferencia de Joao Pacheco de Oliveira.
Resaltó también la cantidad de asistentes con concitaron las otras conferencistas, Ana María Lorandi y María Rosa Lojo, y auguró una alta participación en la disertación de cierre que esta tarde brindará el historiador chileno Jorge Pinto Rodríguez.
En cuanto a los aspectos organizativos, la coordinadora del Congreso aseguró que la UNLPam está en condiciones de organizar encuentros masivos como el que finaliza. En términos de espacio, afirmó que es posible si se coordinan esfuerzos entre las distintas facultades.
El congreso incluyó 97 simposios, 4 conferencias, 4 mesas redondas y homenajes, dos talleres, 23 libros presentados y 14 actividades culturales, entre las que se contaron muestras de cerámica, artes plásticas, fotografías, juegos ancestrales de la Nación Ranquel, proyecciones audiovisuales, presentaciones musicales y gastronomía tradicional.

Tierras para los Epumer
Una de las noticias más importantes que generó el Cipial fue la expropiación de casi 8.000 hectáreas en cercanías de la Colonia Emilio Mitre que eran reclamadas desde hace años por la Comunidad Epumer. La información fue dada a conocer por la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, quién afirmó que, luego de un trámite judicial, el territorio pasará
a manos de quienes las habitan desde tiempos inmemoriales. El dinero para la expropiación (dos millones de pesos) fue aportado por el Estado Nacional y Gobierno Provincial.

Baudino contra Bullrich
El Rector de la UNLPam, Sergio Baudino, manifestó el orgullo de la Universidad por acoger en su seno a quienes llegaron para debatir sobre el pasado, el presente y el futuro de las sociedades originarias, a los que consideró parte misma de los desvelos y proyectos de la institución.
En el discurso de apertura del CIPIAL, recordó que La Pampa fue parte de una conquista sangrienta que involucró la mitad del país, a finales del siglo XIX, identificada por sus impulsores como una guerra contra “el indio”. “Esa visión, esa realidad, tan cuestionada y cuestionable, se hizo al costo del sufrimiento, la muerte y la pérdida de muchas personas, quienes además tuvieron que abandonar su cultura, sus formas de vida, su lengua y hasta sus nombres”, denunció.
Por eso lamentó que, “hoy en día, algunos siguen utilizando de manera sesgada el concepto de ‘conquista’. Lamentablemente entre ellos encontramos a funcionarios con una visión errónea y peligrosa”, dijo el rector en clara alusión a los dichos del ministro de Educación, Esteban Bullrich, que días atrás llamó a hacer “la Campaña del Desierto, pero no con la espada sino con la educación”.
La Facultad de Ciencias Humanas consideró que este tipo de actividades son una contribución a desnudar la noción misma de dominación sobre una población y aportan a la búsqueda de un país multicultural y multiétnico.

Compartir