Firman 3 proyectos por $ 700 millones

EL JEFE DEL 21° DISTRITO DE VIALIDAD NACIONAL LLEVO TRANQUILIDAD

“Entiendo que la Administración no va a determinar nada de lo que se teme”, expresó el jefe del 21° Distrito de Vialidad Nacional, Fabio Fernández, al hacer referencia al estado de “alerta y movilización” en el que se encuentra el personal del organismo en todo el país.
Fernández, quien asumió la conducción hace un par de meses, marcó las diferencias de lo que sucede con la DNV en la sede central de Capital Federal y el 1er. Distrito ubicado sobre la Avenida General Paz, “y lo que pasa en el interior”.
El funcionario puso paños fríos a la situación al explicar que “en el interior estamos más tranquilos”.
Reveló que cuando llegó a Santa Rosa a hacerse cargo se encontró que “toda la provincia está con una desinversión importante que viene de varios años atrás”, pero a su vez destacó especialmente la calidad profesional del personal.

El año que viene, mejor.
Pintó un panorama más alentador para el año próximo, y expresó su optimismo que “la idea es que en poco tiempo podamos revertir la situación. En este momento tenemos tres proyectos de los que se están firmando contratos ahora, y eso es una muy buena noticia. Se trata de proyectos que fueron licitados a fines de 2014 por una inversión de 700 millones”; lo que produciría “una merma de una cantidad de kilómetros de mantenimiento de caminos”. Son 1.000 kilómetros a los que hay que restarle 400 lo que determinará que “habrá que trabajar sobre 600”.
Informó que “hay un buen número de proyectos avanzados, de los cuales nos pidieron que los mandemos a Buenos Aires con precios actualizados, y después de eso ya quedan en línea para que se pueda llamar a licitación”.

Sistema crema.
Sobre los tres proyectos cuyo contrato se está firmado señaló que son de los que se conoce como “sistema crema. Los dos primeros para repavimentación, y cada una de las obras serán para tramos de 130 kilómetros, dos sobre la ruta 35 y uno sobre la 151. A eso se suma otra (obra) de la 35 que estaba neutralizada, hacia el sur, entre la provincial 18 y el límite con Bahía Blanca. La 35 quedaría de norte a sur completa bajo tres obras en marcha, por el contrato que se llama crema: el límite con Córdoba hasta el límite con Buenos Aires; y la 151 quedaría entre la provincial 14, en cercanías de Santa Isabel hasta 25 de Mayo, lo que rondaría más de 200 millones cada uno, de manera tal que el 80% de la inversión se vuelca en los dos primeros años de obra. Esto aseguraría unos 400 millones para el año que viene”, dedujo.

Tranquilidad.
Trazó un devenir en el que “no hay nada para no estar tranquilos. Como dije tenemos una muy buena calidad de personal, somos compañeros, tienen las puertas abiertas. Por ejemplo en estos 1.000 kilómetros que tenemos que mantener por administración no hubo ninguna negativa para invertir en combustible, equipamiento, en la ropa que corresponde, y además no nos han limitado los viáticos de manera que impida ir a trabajar”.
Con relación a la transitoriedad de algunos empleados, dijo que “podría haber inquietud si hubiésemos tenido algún antecedente de alguno dado de baja, y hasta ahora eso no pasó. Por el contrario nos han pedido (las autoridades) las necesidades para contratar. Hay una realidad que es, al no tener líneas claras, aparecen algunos antecedentes, pero todos estamos trabajando, tapando baches, en la ruta, y procediendo a licitar un montón de compras. No hay nada para no estar tranquilos”, concluyó.

Personal en estado de alerta y movilización
El personal del 21° Distrito de Vialidad Nacional se mantiene “en estado de alerta y movilización”, preocupado por la situación a nivel nacional. “No queremos volver a ese tiempo en el que -durante el gobierno de Fernando De La Rúa- se pretendió que la repartición quedara como un ente residual. No queremos que eso se repita”.
Ayer por la mañana, mientras se encontraban en un período de dos horas de “retención de servicios” en sus lugares de trabajo, el personal que pertenece a los diferentes gremios viales, alertó que “después de 9 meses (de la actual gestión gubernamental en el orden nacional), no se han dado indicios de querer hacernos participar a los que tenemos que ejecutar”.
Jorge Campanelli, que llevó la voz cantante, se preguntó si alguien creía que hay 6.000 empleados inútiles o corruptos en Vialidad Nacional, y pidió “separar la paja del trigo. Queremos que Vialidad Nacional cumpla con sus objetivos”.

Nivel de obras “ínfimo”.
Insistió que el nivel de obras en el país “es ínfimo”, porque se están ejecutando 200 de las 700 que había el año pasado. Señalaron que “el reclamo de pase a planta del personal transitorio viene de varios años. El año pasado conseguimos que el Administrador firmara una resolución que determinaba que los contratados pasaban a planta transitoria, pero parece que eso para la actual administración no significa nada”, porque en caso de ingresos de personal ahora se habla de concursos desestimando -o poco menos- a los temporales.
Actualmente en la provincia DNV tiene unos 150 empleados, de los cuales sólo 29 son de planta permanente, y el resto es personal transitorio.

Obras en La Pampa.
Con respecto a obras en La Pampa dijo que no son más de 5 ó 6, “pero supimos tener no menos de 10. Hay algunas con período abierto de construcción que están neutralizadas, o las contratistas por problemas de pago las tienen paradas, como sucede con la 152. Queremos que en el caso que las que están licitadas se firme el contrato, que a las que estén contratadas se les den los fondos y el ritmo de obra; y los proyectos, que hay muchos elevados confeccionados por el distrito, y están en Buenos Aires, tienen que ser licitados”.
Campanelli advirtió que “son obras de mediano calibre comparados con autopistas, pero hasta tanto éstas se concreten licitemos esas obras que van a dar respuesta al estado de las rutas”, completó.
Los empleados están preocupados porque recientemente desde el Ministerio de Modernización de Nación se está hablando de más de 100 mil despidos en diversas reparticiones.

“No escuchan”.
De todos modos admitieron que hay una buena relación con el actual jefe, Fabio Fernández, porque es un profesional de carrera en DNV, que ya estuvo al frente de otros distritos. “Lo que decimos es que, fundamentalmente es diferente la situación de los que estamos a 600 kilómetros de la casa central. Ahí desembarcó un staff de funcionarios que lo hizo con mucha desconfianza. Algunos en cargos muy importantes recién recibidos, o sin experiencia, que no escuchan a los que tienen toda la práctica”.
De todos modos los empleados, reunidos en la planta baja del edificio de Vialidad Nacional en Santa Rosa, señalaron que siguen trabajando “con la mayor tranquilidad posible”.

Promesa de rotonda
A mediados de febrero próximo el tramo de la ruta 152 que falta repavimentar “estará listo”, sostuvo el presidente del 21° Distrito de Vialidad Nacional, Fabio Fernández, quien ayer por la mañana se encontraba reunido con el intendente de Puelches, Luis Daniel Gérez.
Este diario había avisado el domingo último que la empresa constructora Sycic-Oncrelur, que tenía la concesión para arreglar un tramo de casi 100 kilómetros de la Ruta Nacional 152 -en el tramo comprendido entre El Carancho y Puelches-, trabajó durante tres meses en el lugar, reparó sólo diez kilómetros y, hace aproximadamente 15 días, levantó campamento y no quedó personal.
Obviamente los pobladores de la zona, y particularmente de la localidad de Puelches, expresaron su preocupación por el abandono de un trabajo que aparecería prioritario para la ruta 152;y particularmente Alberto Medina, dueño de la única estación de servicio y de un hotel, manifestó su disgusto con la situación.
Ayer el jefe del 21° Distrito le dijo a este diario que Gérez, el intendente de Puelches, se fue conforme con sus explicaciones. “Le dije que la empresa decidió llevar sus equipos a la ruta 143, para hacer mantenimiento-en cercanías del lugar-, y que reanudará los trabajos en la 152 después que Vialidad Nacional le pague en estos días para completar los 100 kilómetros” desde El Carancho hasta cercanías con Puelches.
Asimismo señaló Fernández que le informó al jefe comunal que en febrero, “o quizás antes”, se estará licitando la rotonda para El Carancho -que divide la 152 con la 143-, y 45 kilómetros a nuevo para la ruta 152, por una inversión que se estima en unos 300 millones de pesos.

Compartir