Fiscales visitaron el Cecom

Acompañados por el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Leonardo Villalva, el procurador general Mario Bongianino y el fiscal general de Santa Rosa, Guillermo Sancho, visitaron el pasado viernes el Area de Atención Ciudadana de la Policía de La Pampa junto a los fiscales adjuntos de la Primera Circunscripción Judicial de la provincia.
Durante la recorrida, los trabajadores del Cecom explicaron el funcionamiento y la operatividad del área a los representantes del Ministerio Público, quienes hicieron aportes y sugerencias sobre determinadas cuestiones que “estiman corresponden”, afirmó el ministro Villalva.
Sobre las inquietudes de los fiscales en relación a las tareas de investigación y material probatorio, agregó Villalva, se informó “el protocolo de guarda y preservación de imágenes y registros informáticos de los sistemas y pusimos a su disposición los planos de localización de las cámaras de video vigilancia urbana en el conglomerado Santa Rosa-Toay”.
“Se les explicó exhaustivamente a las autoridades judiciales, los protocolos de intervención policial e interrelación del sistema de monitoreo, con los servicios 101, el botón anti pánico y el sistema de georeferenciamiento de unidades móviles y policías pedestres”, agregó.
También estuvieron el subsecretario de Justicia y Seguridad, Ricardo Torres; el jefe de Policía, Ricardo Baudaux y otras autoridades, quienes junto a Villalva destacaron que la inversión realizada por el gobierno provincial suma alrededor de unos 20 millones de pesos.

Cámaras.
El Centro de Control, Operación y Monitoreo (Cecom) -Area de Atención Ciudadana para Santa Rosa y Toay- cuenta con 110 cámaras de videovigilancia, que son operadas por 50 estudiantes de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), que controlarán las 24 horas del día, los 365 días del año.
El Cecom funciona en el edificio de la Dirección Provincial de Vialidad y fue inaugurado el pasado martes en un acto encabezado por el gobernador Oscar Jorge. El monitoreo de las 110 cámaras está vinculado también con el control de los 96 botones antipánico que hay la provincia para casos de violencia de género y las llamadas al 101.