Fiscalía pidió prisión

CASO BABILONIA

Los alegatos por el caso de abuso sexual, en el cual están acusados Eduardo Ros y Juan Martín Barreras, se leyeron ayer en Ciudad Judicial. La fiscalía, a cargo de María Cecilia Martiní, solicitó una pena de seis años y seis meses para cada uno. En tanto que la querella, representada por Franco Catalani, fue más dura: pidió 12 años. Los abogados defensores, por su parte, pidieron la absolución. El tribunal, integrado por los jueces Carlos Alberto Mattei, Carlos Alberto Besi y Gastón Boulenaz, leerá la sentencia el próximo viernes, a las 12.30.
El dueño y el relacionista público del desaparecido boliche Babilonia, están acusados de haber abusado sexualmente de dos jóvenes menores de edad. El día lunes, durante la primera audiencia, se tomaron declaraciones (el juicio es oral pero no es público debido a que se investiga un abuso a dos chicas menores de edad) a las víctimas, sus madres, una psicóloga, dos policías, una amiga de las adolescentes y una asistencia social. En general todos los testimonios giraron entorno a la noche de abril de 2012 cuando se habría producido el abuso de las dos chicas. Los imputados, Ros y Barreras, prestaron declaración recién el día jueves.
Debido al hermetismo con el que se maneja el caso, no se han hecho públicos los testimonios.