Fuchad: “Significa un avance”

PEDIDO DE BUENOS AIRES PARA UN COMITE DE CUENCA

La Fundación Chadileuvú saludó la intención de la provincia de Buenos Aires de impulsar la creación de un comité de cuenca para regular el uso de la cuenca del Desaguadero y del Colorado. “Significa un avance sobre la situación desarrollada hasta ahora”, sostuvo la entidad, que recordó el origen de ese precario embalse y el motivo de la polémica que se ha suscitado en torno suyo.
La Fundación Chadileuvú recordó ayer a través de un detallado parte de prensa cómo se originó el “Tapón de Alonso” y explicó por qué las provincias de Buenos Aires y Río Negro reclaman que no se lo levante. En los últimos días, la provincia de Río Negro también bregó por la creación de un comité de cuenca, tal como La Pampa viene reclamando desde hace años, hasta ahora siempre en soledad.
El “Tapón de Alonso” es una construcción, un muro o dique, realizado por la Provincia de La Pampa sobre el río Curacó, aguas abajo de la localidad de Puelches, en el sector más amplio de su valle y previo a su encajonamiento. El lugar corresponde a campos propiedad del señor Alonso, de allí su nombre.
El muro “impide el escurrimiento hacia el río Colorado de las aguas del subsistema conformado por el río Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó y su afluente Atuel”, recordó la Fuchad.
Su objeto es evitar que las aguas salinizadas de ese subsistema perjudiquen, por su calidad, el abastecimiento de agua a la localidad de Río Colorado, provincia de Río Negro, y al área bajo riego que la circunda. “Pero, fundamentalmente, a la mayor área bajo riego del país, situada en el sur de la Provincia de Buenos Aires”, que es la zona bajo riego en torno a la población de Pedro Luro.
“Puede decirse que en nuestro territorio se ha generado, y parece que debe mantenerse, una zona de sacrificio para beneficio de las provincias situadas río abajo”, advirtió la Fuchad.
La existencia del “Tapón” provoca un embalse temporario que interrumpe los aportes del Curacó, evapora y deja un residuo de sales que impide todo tipo de aprovechamiento productivo, que padecen el señor Alonso y otros propietarios de la zona, sin ningún reconocimiento económico.