“Fue un primer triunfo para La Pampa”

LA FUCHAD ESTUVO PRESENTE EN LA AUDIENCIA POR EL ATUEL

“La sesión de ayer (por el miércoles) fue música para nuestros oídos”, afirmó la Fundación Chadileuvú al destacar que lo que se escuchó en la Corte Suprema de Justicia sintoniza el planteo que esa entidad viene realizando desde su misma creación. “La provincia está de pie y en lucha y las perspectivas son buenas”, dijo el presidente de la entidad, que calificó las palabras del gobernador Carlos Verna ante los jueces supremos como “certeras y firmes”.
Una delegación de 10 miembros de la Fundación Chadileuvú concurrió a la audiencia de Amigos del Tribunal realizada el 14 de junio en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La delegación se ubicó en el salón José B. Gorostiaga, anexo a la sala principal de la Corte, y observó su desarrollo desde una pantalla.
“Lamentamos que nuestra ponencia no fuera seleccionada para la exposición oral ante la Corte”, señaló Héctor Gómez, presidente de la entidad, en una declaración emitida tras el cónclave. Aunque “los misterios del máximo tribunal son insondables”, el dirigente estimó que “algún interés antipampeano haya intervenido para excluir a la institución más antigua en la lucha por el Atuel”.
Pese a ello la Fuchad estuvo presente en el debate, y en forma directa: fue cuando uno de los juez, Juan Carlos Maqueda, aludió a la recriminación al Gobierno Nacional que hizo la Relatoría del Derecho Humano al Agua de las Naciones Unidas, un logro de la Fuchad, que tuvo la iniciativa de presentar el conflicto hídrico en esa instancia. Lo mismo que ocurrió con el Tribunal Latinoamericano del Agua.

Un primer triunfo.
“Puede considerarse que la Audiencia fue un primer triunfo para La Pampa”, analizó Gómez. El fiscal de Estado mendocino, Fernando Simón, quedó acorralado por las preguntas de los jueces, lo mismos que reputados especialistas de esa provincia. Los argumentos que repitieron los funcionarios fueron “los de siempre: el tema es cosa juzgada; la Corte Suprema no tiene legitimidad para actuar; es el mismo juicio de 1987 con diferente vestimenta; no nos alcanza el agua, por lo tanto no podemos dar lo que no tenemos”, enumeró Gómez, replicando las respuestas mendocinas.
Como también es habitual, los defensores mendocinos “aportaron mentiras evidentes e infantiles”, advirtió Gómez. “Según ellos en el Atuel corren las aguas alegremente, y también en el Salado (afirman que los caudales alcanzan los 26 metros cúbicos/seg (¡!!!). También faltaron a la verdad al decir que casi las tres cuartas partes de nuestra provincia son zonas cultivables, y siguieron mintiendo al declarar con total desparpajo sobre una supuesta eficiencia de riego que, según ellos, en el Atuel es nada menos que del 43%”. Ante estas falacias, el tribunal observó que según el Instituto Nacional del Agua (INA) hace 3 o 4 años era del 30 por ciento. “Como magos chapuceros sacaron de la galera una cifra imposible y se hizo evidente la trampa”, sentenció.

Palabras certeras.
Las palabras del gobernador Carlos Verna no solo fueron “certeras y firmes” sino que expresaron “lo que siempre dijo nuestra Fundación”, subrayó el presidente de la Fundación. Verna “definió perfectamente la naturaleza del conflicto y cuál debe ser el camino de una posible negociación”, sostuvo.
En contraste, la Fundación recordó que durante años, anteriores gobernadores fueron renuentes a iniciar un juicio a Mendoza, postura que debieron modificar ante la presión popular que empezó a crecer luego de que el presidente del Tribunal Latinoamericano del Agua, Javier Bogantes, y después el veredicto que emitió ese tribunal honorario, respaldando en un todo la posición pampeana.
Todo ello motorizó la movilización ciudadana y el renacimiento de las Asambleas Populares que de manera espontánea y democrática, en Santa Rosa, Santa Isabel, General Pico, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, La Plata, y Realicó, “lograron junto a la Fuchad que se iniciara este nuevo juicio”.

Algo para festejar.
“Seguramente la Corte Suprema tardará en expedirse, pero para quienes como nosotros, que desde hace 33 años luchamos en el tema Atuel, la sesión (del miércoles 14) fue música para nuestros oídos. Seguiremos bregando; la provincia está de pie y en lucha y las perspectivas son buenas”.
Para la Fundación, hay motivos para el optimismo porque “la razón está de nuestro lado”, y por ello propuso a los pampeanos: “brindemos con un vaso del vino producido en nuestra tierra y con nuestra agua”, porque “tenemos algo para festejar”.