Fuerte polémica por barrera para el asado de La Pampa

ATE ENFRENTADO CON WERETILNECK Y VERNA CON RURALISTAS

El impedimento para que el asado pampeano pase al sur del río Colorado generó ayer dos fuertes contrapuntos: uno entre el gobernador pampeano Carlos Verna y la Sociedad Rural de Río Colorado (provincia de Río Negro) y otro entre el gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck, y el secretario general de la Asociación de Trabajadores Estatales de esa provincia, Rodolfo Aguiar.
El contrapunto entre Verna y la entidad rionegrina se conoció a través de la página que el gobernador pampeano posee en la red Facebook. Allí se publicaron los dichos del mandatario, la respuesta de los ruralelistas y el “quiero vale 4” que le cantó el pampeano.
Bajo el título “¿Por qué no averiguan dónde se compró el asado con hueso?”, el equipo de prensa del gobernador pampeano publicó la cronología del conflicto verbal con la Sociedad Rural de Río Colorado en relación al asado con hueso pampeano.
El contrapunto comenzó el lunes cuando Verna aseguró que el asado con hueso que se comió en la Exposición Rural de esa localidad rionegrina había sido comprado en la localidad de La Adela, es decir en la provincia de La Pampa. Con esta afirmación el mandatario buscó reforzar su postura de que la barrera fitosanitaria que sostiene el gobierno de Río Negro es una barrera comercial para impedir que la carne pampeana, de mejor calidad y más barata, ingrese a esa provincia y se transforme en una competencia con los productores rionegrinos.
Enterados de las declaraciones, la comisión directiva de Sociedad Rural retrucó con un comunicado de prensa en el que aseguró que “la totalidad de la carne consumida en la Exposición Rural fue comprada en el Supermercado La Laguna y contamos con los comprobantes de dicha compra”.
En ese comunicado, la Sociedad Rural dijo que pese a no estar acostumbrada a “inútiles enfrentamientos” porque privilegiaba el “camino del diálogo y el respeto”, había decidido hacer la publicación “para evitar que la mentira no prospere”. Calificó a los dichos de Verna como “vergonzosas declaraciones”.
“Sr. Gobernador Carlos Verna: sus intereses y sus compromisos con empresarios no le dan derecho a calumniar ni a atropellar, sin ninguna prueba, a una institución con fines gremiales que trabaja y gestiona, desinteresadamente, por su sector”, disparó la entidad ruralista.

Vale 4.
Verna contestó ayer también a través de la página en Facebook. “El Gobernador les recordó a los representantes de los hacendados rionegrinos que “el Supermercado La Laguna es del yerno de Pilotti. Así que ¿por qué no averiguan adónde compró el asado con hueso teniendo en cuenta que Pilotti tiene un Frigorífico en La Adela?”.
Es decir, aunque el supermercado está en Río Negro, la carne salió de La Pampa.
No es la primera vez que Verna señala a este frigorífico ribereño y advierte por el hecho de que sus propietarios tienen negocios de un lado y del otro del río Colorado. En el mes de abril de este año, cuando presentó el Plan Ganadero Provincial, un periodista piquense le preguntó si el levantamiento de la barrera sanitaria ocasionaría que se pierdan “muchos negocios” en provincia de Río Negro, y el gobernador respondió: “Están tratando de desarrollar la ganadería y hay sectores interesados; casualmente el ministro de la Producción (por Marcelo Martín) tiene un feedlot en Río Negro, asociado con el hijo de un dueño de un frigorífico en La Pampa”. Luego lo identificó como el hijo de Carlos Pilotti.

Circulación sin control
El asado pampeano también generó una polémica dentro de la propia provincia de Río Negro, en este caso entre el gobernador Alberto Weretilneck y la Asociación de Trabajadores del Estado de esa provincia, que apoyó los argumentos pampeanos sobre el tema.
El conflicto comenzó a raíz de un paro del personal de ATE que afectó el funcionamiento de la barrera y permitió que la circulación al norte y al sur del río Colorado se hiciera sin ningún tipo de control. El paro también provocó una menor entrada de cabezas de animales a la Expo Rural de Valle Medio que se realizó en Choele Choel, cuyo acto de cierre fue encabezado por el gobernador Weretilneck, y ello generó malestar entre los organizadores, que pidieron reforzar la barrera.
La barrera “es lo más importante porque nos garantiza nuestra seguridad alimentaria, nuestro estatus sanitario”, sostuvo el gobernador rionegrino. “Si la barrera no cumple con el objetivo que tiene que cumplir y el estatus sanitario se ve alterado, los perjudicados son los productores con la pérdida de su capital y por otro lado los rionegrinos”. Y remató: “A mí me llama la atención que un gremio juegue a favor de la destrucción de la barrera”, en directa alusión al paro de ATE.
Rodolfo Aguiar, titular del gremio estatal, no dudó en contestar. Le pidió a su gobernador que explique por qué ellos pagan más que los pampeanos por el mismo producto y afirmó que detrás de ese límite “hay intereses económicos en la provincia que el Poder Ejecutivo (rionegrino) está encubriendo”. “El cierre por la aftosa es una mentira”, abundó y apuntó a los intereses particulares del ministro rionegrino de Agricultura, Marcelo Martín, que se dedica a la explotación ganadera.

Compartir