Fuerte apoyo de la Cámara de Comercio a la Fuchad

La Cámara de Comercio de Santa Rosa expresó su firme apoyo al documento “Pampeanos, a las cosas” con el que la Fundación Chadileuvú pidió un amplio consenso para elaborar la demanda contra la Nación y Mendoza por el corte del río Atuel. La Cámara invitó a otras entidades empresarias a hacer un pronunciamiento similar.
“El criterio expuesto por la Fuchad, sus fundamentos, la histórica rigurosidad de esa entidad, la solidez en sus investigaciones, la consecuencia en sus objetivos y la claridad transmitida a la opinión pública nos obliga a reiterar la posición de esta cámara de Comercio, Industria y Producción sobre la defensa de los cauces de agua que nos pertenecen, sin dudas y con un abierto compromiso de acompañamiento en esta nueva propuesta”, sostuvo la Cámara de Comercio santarroseña en un pronunciamiento aprobado por su comisión directiva en relación a la declaración pública que a principios de octubre hizo la Fundación Chadileuvú.
En función de la “conocida y antigua coincidencia en el reclamo” por el río Atuel, la mesa directiva de la Cámara decidió hacer público el apoyo al documento de la Fundación y pidió pronunciamientos similares de otras cámaras empresarias. También se comprometió a “contribuir a una mayor difusión y toma de conciencia de la opinión sobre esta problemática” y anunció que enviará copias de su manifestación a las cámaras mercantiles de Mendoza y a los medios de comunicación de esa provincia.

Documento.
En el documento que dio a conocer el viernes 11 de octubre, la Fundación Chadileuvú pidió “consenso y unidad” para elaborar la demanda a presentar ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y solicitó que la Legislatura pampeana elabore una ley que establezca las líneas de acción a desarrollar.
En la declaración que denominó “Pampeanos, a las cosas”, la Fuchad advirtió que el Estado Nacional “debe ser el primer inculpado” en el juicio que la provincia de La Pampa hará en reclamo de las aguas del río Atuel al tiempo que advirtió que es “indispensable que la base del juicio no sea resuelta por iluminados sino que provenga de un gran consenso del que participen los actores y sectores involucrados con la problemática”.
“Respetando el criterio sostenido en la demanda promovida ante el Tribunal Latinoamericano del Agua, la Fundación sindica como responsable de los hechos constitutivos de la violación de los derechos pampeanos (especialmente del derecho humano al agua, así como del grave daño al ecosistema hídrico del río Atuel, esencial para el progreso de las presentes y futuras generaciones), en primer lugar al Estado Nacional Argentino”, expresó la entidad en el documento. “El mismo, entre otras omisiones culpables, ha venido desconociendo e incumpliendo el categórico mandato contenido en los artículos 41 y 124 de la Constitución Nacional, en cuanto a su deber de proveer a la protección del medio ambiente y la administración nacional y compartida de los recursos naturales”.
Recién en segundo lugar la Fuchad ubicó a la provincia de Mendoza, a la que acusó por su “consuetudinaria, abusiva e ilegal retención de las aguas del río Atuel impidiendo la llegada siquiera de un caudal fluvioecológico permanente, con agua de igual calidad a la utilizada por los regantes de Mendoza”.