Funcionaria anticipó su renuncia al gabinete de Tierno

CRISIS EN SEGURIDAD

Cuando el ministro de Seguridad comenzaba a reponerse de la escandalosa renuncia de Claudio Izaguirre, el subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico que lo obligó a pedir disculpas públicas la semana pasada, una nuevo rumor de partida vuelve a poner en crisis a la cartera: fuentes gubernamentales aseguraron ayer que la directora de Coordinación Administrativa, Andrea Portillo, presentó un escrito en el que le comunica a Juan Carlos Tierno que dejaba sus funciones.
“Ella ya estuvo por irse del Ministerio cuando se fue el director de Comunicación, Guillermo Martínez, quien había denunciado desmanejos. A ella no le gustó nada ver su nombre en los diarios”, dijo una fuente fidedigna a LA ARENA. Y agregó: “Hay una versión que se va a ir pero no sé si ya habrá presentado la renuncia. No es una salida traumática, es una decisión que viene madurando hace bastante. Lo más probable es que se vaya”.
Pese a que fuentes del Gobierno Provincial señalaban ayer por la mañana que Portillo habría dejado sus funciones, el cierre de esta edición la directora de Coordinación Administrativa desmintió esa información a un cronista de este diario. “No sé de dónde sacaron eso. Yo estoy saliendo de trabajar del Ministerio”, dijo la funcionaria. Hay versiones que señalan que el ministro habría insistido para que Portillo se quede un tiempo más. Se espera que hoy a primera hora haya un comunicado oficial que dé cuenta de la renuncia o la continuidad de Portillo.

Solo.
Para comprobar la crisis que atraviesa el Ministerio de Seguridad solo hace falta abrir la página oficial del Gobierno de La Pampa adonde figuran todas las autoridades de las diferentes carteras. La falta de actualización del sitio da cuenta del desastre: de los 13 subordinados que Tierno nombró en diciembre, solo quedan 7. La Dirección de Prensa ya estuvo encabezada por tres nombres diferentes.
El 9 de marzo pasado, Franco Aybar (secretario privado del Ministro) fue despedido por tener conductas inapropiadas en un boliche bailable de la ciudad: ingresó alcoholizado, hizo galanura de su calidad de funcionario y generó incidentes. El mismo día Andrea Bravo dejó la Secretaría de Prensa de la cartera por no informar lo ocurrido con Aybar. Dos días después, dejó la Dirección de Comunicación Vial, José Fieiras, una renuncia que pretendió pasar desapercibida.
Sin embargo, el renunciamiento más escandaloso fue el del periodista Guillermo Martínez, quien sucedió a Bravo tan solo por diez días y se fue del ministerio denunciando a Tierno de cobrar viáticos en forma indebida y beneficiar a “los medios de comunicación amigos”.
El lunes de la semana pasada se fue Claudio Izaguirre, el polémico “especialista antidrogas” que abandonó la provincia después de haber denunciado a efectivos de la Seccional Tercera por apremios contra su propio hijo y de disparar duras acusaciones contra algunos ministros de la gestión Verna.

Compartir