Garello: “el diálogo lleva años”

La ministra de Educación de La Pampa, María Cristina Garello, aseguró que “el diálogo (con el Colegio de Psicopedagogos) ya lleva años”. Con esa frase desestimó el pedido que hizo la institución, a través de una solicitada publicada en la víspera, para que se suspenda el tratamiento del proyecto de ley que impulsa el Ministerio y se constituya una mesa de diálogo para tratar de llegar a un acuerdo.
La funcionaria dialogó brevemente con LA ARENA en las instalaciones de la Secretaría de Turismo de La Pampa, donde participó del acto de lanzamiento del programa “Aprender a Gobernar”. Allí explicó que el debate en torno a quiénes están habilitados para desarrollar la actividad de psicopedagogos en el Estado ya lleva más de diez años.
“Cuando ingresé al ministerio, esto ya venía de larga data. Lo que hicimos con mi equipo fue revisar este proyecto, estuvimos de acuerdo y lo enviamos a la Legislatura. Tanto el Colegio de Psicopedagogos, como el gremio Utelpa, ya fueron convocados por los legisladores en su momento”, manifestó.

Reclamo.
Ayer, a través de una solicitada, el Colegio de Psicopedagogos de la provincia de La Pampa pidió a la Legislatura que frene el tratamiento de un proyecto de ley impulsado por Educación. La iniciativa introduce cambios en la ley que regula la actividad de esos profesionales. La entidad apeló al sentido democrático de las autoridades provinciales y de la sociedad en general para resolver el conflicto de larga data que mantiene con la cartera educativa en torno a qué requisitos deben cumplir quienes trabajen como psicopedagogos en el Estado.
El proyecto que tiene estado parlamentario reserva al Estado la decisión respecto a quiénes son idóneos para realizar esas tareas profesionales y quiénes no. Mientras la Provincia tiene una mirada más laxa y permite la intervención de profesionales egresados de institutos terciarios, la entidad reclama que sólo puedan ejercer quienes cuenten con título habilitante de una universidad pública o privada.
En su breve charla con este diario, Garello defendió el derecho que se reserva el Estado de decidir quiénes son idóneos para ejercer como psicopedagogos en el sistema educativo provincial. Esa postura, es apoyada por el gremio docente Utelpa.