Garello resolvió la salida de tres directoras

CRISIS EN EDUCACIÓN

El rumor que desde ayer a la mañana circuló en el ámbito docente se confirmó anoche al cierre de esta edición: la ministra de Educación, María Cristina Garello, le pidió la renuncia a tres directoras que no cumplieron con sus expectativas en el primer año de gestión. Las afectadas por la decisión son la directora de Educación Secundaria, Laura Pezzola, la directora de Educación Inclusiva, Ana Bertaina y la directora de Educación Superior, Lucía Galotti.
“Por una metodología de trabajo que me ha enseñado algún padre que tengo en la política, todos los funcionarios ponen la renuncia a disposición el mismo día en que asumen. Las funcionarias en cuestión recibieron de mi parte la evaluación de su primer año de gestión y lo que podría decir es que no cubrieron mis expectativas”, dijo ayer Garello cerca de la medianoche a LA ARENA.
-¿Qué esperaba de las directoras?
-Esperaba algunas políticas de trabajo más rápidas o más concretas para el primer año de gestión a partir de la líneas de trabajo que planteé cuando asumí.

Sin reemplazos por ahora.
Si bien la ministra ya tomó la decisión de prescindir de Bertaina, Galotti y Pezzola, las renuncias serán oficializadas la semana que viene, cuando pasen las fiestas por el año nuevo. “Ya hablé con todos los funcionarios afectados. Las renuncias serán a partir del 2 de enero”, agregó la ministra de educación.
Consultada sobre la posibilidad de que haya algún otro funcionario despedido, Garello dijo “no creo” y tampoco dio detalles sobre los reemplazos que seguramente nombrará en la cartera antes de iniciar el ciclo lectivo 2017.
-¿Ya tiene algunos nombres que podrían ocupar los lugares vacíos?
-No, ni pensarlo. Recién estoy haciendo un balance de la gestión de lo que fue el primer año.
Las afectadas por el pedido de la ministra, no quisieron hacer declaraciones sobre la decisión que las dejó fuera de la cartera. No obstante, según informaron fuentes del ministerio a este diario, “el pedido de Garello fue comprendido y consensuado, nada traumático”.

Crisis.
Antes de terminar el año, el Ministerio de Educación se suma a la lista de carteras que sufieron bajas: en Salud hubo cambios (más de uno) en el área de Adicciones, mientras que en Seguridad, la cartera más polémica de la gestión de Carlos Verna, renunciaron (o fueron renunciados) por Tierno, una decena de funcionarios.