Gendarmes pampeanos en Rosario

Un contingente de gendarmes del Destacamento Móvil 4 con asiento en General Acha viajó en estos días a Rosario, como recambio temporal de los efectivos destacados en aquella ciudad santafecina. Así lo indicó el secretario del Consejo de Seguridad Interior de la Nación, Gerardo Milman, en declaraciones reproducidas por la prensa de esa provincia.
Algo de preocupación e inquietud generó en Rosario la salida de la ciudad de parte de los gendarmes que hace algunos meses patrullan la ciudad a pedido de las autoridades locales, operativo de seguridad encarado entre fuerzas provinciales y federales.
Consultado por medios de prensa rosarina, Milman reconoció la salida de personal de Gendarmería de la ciudad pero aclaró: “Hubo un cambio de guardia. Son efectivos que se fueron a pasar las fiestas con sus familias, y, de la misma manera, llegaron a la ciudad efectivos provenientes de la provincia de La Pampa. Luego de las fiestas, volverán los otros efectivos”.
Se calcula que hay alrededor de 600 gendarmes patrullando las calles de Rosario, una ciudad que en los últimos años fue noticia por crecientes hechos de violencia y por el poder de acción que adquirieron las bandas narco.
El funcionario nacional indicó que el objetivo de mediano y largo plazo es que los agentes de Gendarmería puedan regresar a sus lugares de trabajo originales, lo mismo que los agentes de Prefectura y la Policía Federal. “La idea es fortalecer a la policía de Santa Fe para que pueda garantizar la seguridad de los ciudadanos. Pero hasta que esa situación se resuelva, no vamos a dejar indefensos a los santafesinos”, sostuvo Milman.
Y puntualmente en relación a los agentes movilizados desde La Pampa, dijo a los medios rosarinos que se trata de algo normal en este tipo de operativos. “No siempre son los mismos gendarmes los que están en cada provincia, van rotando. No hay ninguna circunstancia especial, nada más la licencia por las fiestas”, completó.