“Gerente y empleados de la sucursal porteña de BLP fueron despedidos con causa”

Ramón Campagno fue director oficial del Banco de La Pampa desde 1998 hasta diciembre de 2007. Su nombre aparece en esta historia de la investigación que lleva adelante el Banco Central de la República Argentina por maniobras irregulares realizada hace seis años en la venta de divisas por parte de la entidad financiera pampeana.
Sin ningún problema, atendió telefónicamente desde Embajador Martini el llamado de LA ARENA. “Creo que la solicitada del banco (publicada ayer) es suficientemente clara. Todo ocurrió en un tiempo signado por las dificultades del sistema cambiario, con lo de la pesificación, cuando el BCRA vendía dólares y en el BLP se descubrió una irregularidad en la sucursal donde más se vendía la moneda norteamericana: Capital Federal”, explicó.
Campagno recordó que hace seis años, a través de una auditoría del Banco Pampa, se detectó que en el BLP porteño “se hacían operaciones en dólares que no se ajustaban a las circulares internas del banco”.
“El BCRA entendió que muchos de los clientes que hacían esas operaciones, no tenían una situación económica que les permitiera comprar tanta cantidad de dólares. Esto fue todo, no hubo un dolo contra el BLP, porque los dólares salieron y la plata entró”.
–¿Esta irregularidad fue la que llevó al Directorio del BLP a despedir al gerente y empleados de la sucursal de Capital Federal?
–Tanto por la auditoría del BLP como la del BCRA, se los despidió con causa. Ellos después le hicieron un juicio al banco y todos salieron a favor del BLP.
–A raíz de la difusión de la información de que el Banco Central está investigando a ex directores y funcionarios del BLP, usted aparece mencionado por haber sido director en esa época.
–Nadie puede eludir que cuando uno es director es responsable y ante cualquier cargo uno debe ponerle el pecho, pero estoy muy tranquilo porque se hicieron las cosas bien.
–¿Alguna vez fue citado o recibió alguna notificación judicial por todo esto?
–Jamás, porque ni yo, ni los demás directores de entonces estamos involucrados en nada. Meternos a nosotros en esto es una equivocación. Obviamente, a raíz de la difusión del tema nos mantenemos informados, porque uno nunca sabe.