Giai renunció a VP y se destraban los pagos a empresas

EL GOBERNADOR OPTO POR MANTENER A SU NUEVO MINISTRO DE OBRAS PUBLICAS

El ingeniero Horacio Luis Giai renunció ayer a la Presidencia del Directorio de Vialidad Provincial. Lo hizo pocas horas después que trascendiera la demora en los pagos que estaba generando su doble función de titular de ese organismo y ministro de Obras y Servicios Públicas. Esa renuncia arrastró otra más: la del vocal que se desempeñaba como vicepresidente de la DPV. Ahora, la vicepresidencia quedó en manos de la representante de las ingenieros, que en la práctica hará las veces de presidenta del organismo.
Cuando la crisis amenazaba a pasar a un nivel superior, se produjo la renuncia que permitirá desactivar la bomba de tiempo que había provocado la doble función de Horacio Luis Giai, que a principios de mes asumió como ministro de Obras y Servicios Públicos sin resignar su cargo al frente de la Dirección Provincial de Vialidad.
Esta dimisión liberará los pagos que hasta ahora tenía retenidos Contaduría General de la provincia, que hasta ayer sumaban unos 50 millones de pesos según trascendió periodísticamente. Estos pagos comprenden viáticos a empleados y funcionarios pero, principalmente, certificados de obras a las empresas contratistas del Estado. Contaduría General no autoriza el pago de esas erogaciones porque llevan la firma de Horacio Giai en su condición de ministro de Obras Públicas, violentando la Ley de Ministerios de la provincia que impide esa doble función.
La crisis de los pagos retenidos motivó una reunión urgente entre el ministro Giai y el gobernador Oscar Jorge. Allí se decidió que la mejor opción era que Giai continúe como ministro y buscar un reemplazo para el Directorio de Vialidad Provincial. Esto aliviará la crisis y permitirá a Jorge retener a su nuevo ministro de Obras Públicas, el tercero en lo que va del año.

Más renuncias.
Si bien la dimisión de Giai destrabó el problema de los pagos, repercutió en Vialidad Provincial, donde motivó otro reacomodamiento de funcionarios.
El que hasta ayer era vicepresidente del organismo, el vocal por el Estado Marcelo Ferrero, renunció a ese cargo por decisión personal y para facilitar la rápida normalización de los pagos y de la gestión en el organismo. Ferrero renunció a la vicepresidencia pero continuará como vocal.
Sin presidente ni vice, y con dos vocalías vacantes, el gobernador se encontró con un reducido abanico de posibilidades para nombrar a la cúpula del organismo. Es que la ley que regula a Vialidad Provincial obliga a que el presidente del organismo debe revestir, sí o sí, con el título de ingeniero.
Con ese panorama, la designación en la vicepresidencia recayó en la ingeniera Adriana Lamberto de Amato. Lamberto es oriunda de General Pico, familiar directa del propio Giai, y hasta ahora solo viajaba a Santa Rosa en forma esporádica los días en que se reunía el Directorio. En la práctica, Lamberto de Amato será la nueva presidenta de Vialidad Provincial.
En estas agitadas horas y ante el riesgo de que el Directorio quede en situación de acefalía o bien imposibilitado de sesionar por ausencia de alguno de sus vocales, el gobernador Oscar Jorge habría anticipado a los funcionarios que apurará la designación del representante del Sindicato Vial Provincial en el Directorio y, eventualmente, el vocal por el Estado que está faltando. Con esto se completará el Directorio y su funcionamiento no se verá alterado cuando ocurra una ausencia.