“Gobernamos para toda la provincia”, afirmó Varela

Los desagües pluviales de la zona norte santarroseña están dentro del Plan Quinquenal del gobierno nacional, informó el ministro de Obras Públicas provincial Jorge Varela. No pudo precisar cuándo se hará ese emprendimiento.
El ministro de Obras Públicas, Jorge Varela, aclaró que el gobierno provincial debe atender a la totalidad de las municipalidades y comunas, fijando prioridades en materia de obras. De esta manera le respondió al jefe comunal santarroseño Luis Larrañaga, que a raíz de las inundaciones registradas en distintos puntos de la ciudad, se quejó por la falta de inversiones provinciales y nacionales en la materia.
Afirmó que la reclamada obra de los desagües pluviales de la calle Santa Cruz están dentro del Plan Quinquenal fijado por el gobierno nacional, que solicitó a las provincias que elevaran los trabajos públicos más necesitados, entre los que La Pampa elevó ese emprendimiento.
Retomando la queja del intendente Larrañaga, que desde el gobierno provincial no se había atendido esta problemática durante los últimos 40 años, el ministro negó que eso fuera así y citó, a modo de ejemplo, los fondos asignados con destino a los desagües en la Avenida de Circunvalación y Pilcomayo.
Varela también destacó el aporte nacional de fondos para obras de envergadura en La Pampa, como la primera etapa del acueducto desde el río Colorado “que permitió que Santa Rosa no quedara desabastecida de agua potable, el nuevo hospital o el gasoducto del oeste, que significó 100 millones de pesos de Nación para beneficiar a 10 mil pobladores de esa región que también pertenece a La Pampa”.
“La Provincia debe atender a todas las localidades no sólo a Santa Rosa, y también debe invertir en otras áreas, como la de energía y allí el gobierno provincial invirtió en la subestación Sur en la capital”.
“Lamentablemente no se puede dar respuesta a todo y es por eso que se fijan prioridades y cuando se proyectan obras se hace pensando no solamente en la capital pampeana”, insistió el ministro de Obras Públicas.
“Los desagües de la calle Santa Cruz están en la agenda de prioridades, pero no puedo anticipar cuándo podría concretarse”, añadió el funcionario.

Asistencia.
El Ministerio de Bienestar Social de La Pampa informó que continúa trabajando en la asistencia de los damnificados por el temporal de lluvia, viento y granizo que se desató en Santa Rosa el pasado jueves, y que tuvo como consecuencia el anegamiento de distintas zonas y viviendas inundadas.
El ministro Raúl Ortiz encabezó las tareas, junto a los demás funcionarios de la cartera oficial. Allí, se evacuaron dos familias, un total de diez personas, que fueron alojadas en el albergue provincial y que en estas horas volverían a sus viviendas. El ministerio está entregando productos de limpieza, colchones, alimentos, ropa, comida y velas, entre otras cosas.
Hubo familias que no quisieron ser evacuadas, de modo que quedaron en sus hogares. Se relevaron más de 40 familias, y se está planificando la posible entrega de elementos de electricidad.
Cabe señalar que en la tormenta anterior, Bienestar Social entregó materiales para las casas afectadas, mientras que el municipio puso la mano de obra. En esa oportunidad, se entregaron entre Santa Rosa y Toay, un total de 172 chapas, 221 perfiles, 9 bolsas de cemento, 10 de cal, 6 membranas, 200 clavos, 2 tanques de agua y 76 tirantes.

Utelpa pide rápida respuesta.
El gremio docente Utelpa reclamó al Ministerio de Educación de la provincia que arbitre las medidas necesarias para conformar un equipo técnico que realice inspecciones a los edificios educativos que fueron dañados por la tormenta desatada el jueves en Santa Rosa.
De esa forma, el sindicato pretende que las autoridades gubernamentales decidan reparar o clausurar temporalmente los colegios afectados, para “no poner en riesgo la salud y la vida de los alumnos y trabajadores”, a pocos días de comenzar el ciclo lectivo 2014.
De acuerdo a un relevamiento realizado por Utelpa sobre distintos edificios, se estableció que los casos de “alto riesgo” son el colegio Nacional y la escuela 262, donde “la evaluación del gobierno debe poner especial cuidado en la mampostería, techos e instalaciones eléctricas”.
El gremio docente solicitó hace tiempo la creación de una dependencia específica que se encargue del mantenimiento e inspecciones de los establecimientos educativos, que en la actualidad quedan tácitamente en la reparación de infraestructura a cargo de los directivos, que “solamente deben tener la responsabilidad pedagógica”.

Edificios.
Después del último temporal, la Utelpa desarrolló un relevamiento en los distintos colegios que fueron afectados. En el colegio Nacional, se encontró el techo del salón desplomado y el que corresponde al laboratorio, en peligro de inminente caída con goteras en toda la superficie. Además, hay aulas con filtraciones, pisos y paredes mojadas, agua que cae de los ventiladores y voladura de tanque de agua.
La escuela 2 sufrió la inundación del salón principal, rotura de techos, derrumbe de paneles del cielorraso y aulas anegadas como la zona del jardín. En la escuela 262, la estructura de aluminio se cayó totalmente en el piso superior a raíz del viento, tiene paños con vidrios fijos dañados y techo inundado debido a la voladura de los tanques de agua.

Amenaza.
Los docentes advirtieron además que el próximo jueves analizarán en un congreso la cuestión salarial y las acciones a seguir, considerando “la preocupación que existe por la apatía del gobierno provincial ante la compleja situación que vive el sector”, ya que “la ausencia de una propuesta salarial pone a los trabajadores y a la comunidad en general ante un posible conflicto, que podría haberse evitado con un ofrecimiento de salario”. Utelpa pide una recomposición “no menor al 26 por ciento”.