Habilitará interpelación pero no el juicio político

EL PJ Y LA MUERTE DEL CAZADOR

La interpelación al ministro Tierno parecería que se va a concretar. El propio gobernador Verna -incluso lo habría consultado con Rubén Marín- no estaría en desacuerdo con que se avance en ese sentido.
En tanto se abre la posibilidad cierta de que el ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, tenga que concurrir a la Legislatura provincial a una interpelación, para responder acerca de su gestión; no parece que el PJ esté dispuesto a darle vía libre al juicio político solicitado el pasado viernes por un diputado de Nuevo Encuentro, y algunos representantes de sectores sociales.
Algunos diputados -Roberto Robledo por un lado, y Alicia Mayoral por el otro- han dado la pauta de que Carlos Verna estaría permitiendo avanzar en aquel sentido: sí a la interpelación del ministro.
El gobernador, que permanece en reposo por prescripción médica, sólo habla con unos pocos -que a su vez consultados niegan haber mantenido cualquier tipo de contacto, sobre todo si es el periodismo el que consulta-, y da algunas directivas que luego aparecen como expresiones espontáneas de quienes salen a declarar.
No obstante ayer la diputada Alicia Mayoral, del riñón del primer mandatario, negó enfática haber conversado con Verna, y ratificó que el primer mandatario les manifestó a los legisladores “en innumerables ocasiones que cuando la Legislatura requiera la presencia de un ministro éste va a concurrir a responder. No hablé con Verna, pero no necesito hacerlo porque después de 30 años de acompañarlo sé cómo piensa y para qué lado tenemos que ir. No necesito hablar con Verna para saber lo que piensa, y no nos va a negar que le podamos preguntar a un ministro”, amplió.

Decisión en el bloque.
La vicepresidenta 1ª de la Legislatura provincial agregó que en este caso, cuando se trata de una “cartera tan importante y sensible, como es el Ministerio de Seguridad, sos responsable de lo que ocurre. Es verdad que el ministro Tierno no puso el dedo en el gatillo, pero debemos saber qué es lo que pasó”, ratificó.
No obstante aclaró que será una decisión que tiene que ser tomada en el bloque, y en la semana “nos vamos a abocar a eso. Creemos que si la interpelación al ministro sirve para profundizar los conocimientos de las políticas de seguridad, y cómo se ejecutan, ameritan acompañar el pedido de interpelación”. Con respecto al pedido de juicio político señaló que “no fue hablado en el bloque. Sería una irresponsable hablar sin conocer la denuncia; así que lo hablaremos en su momento”, concluyó.

¿Verna habló con Rubén Marín?
Por su parte el jefe del bloque del PJ, Espartaco Marín, fue escueto en su comentario y lo único que dijo es que “lo que tenemos pensado es primero que todo hablarlo dentro del bloque para decidir”.
Lo que trascendió, y no pudo confirmarse en las últimas horas, fue que Carlos Verna con quien sí habría conversado telefónicamente fue con el presidente del Partido Justicialista provincial, Rubén Hugo Marín. Los intentos de este diario para hablar con el ex gobernador, siempre dispuesto a prestarse al diálogo periodístico, resultaron el domingo absolutamente infructuosos: “No está”, “recién salió”, “no volvió”, fue la voz de un joven que atendió la requisitoria telefónica. La obstinación del cronista no alcanzó. Al menos ayer.

¿Estrategia opositora?
Lo que aparece como una certeza es que en el justicialismo provincial no hay intenciones de acceder al pedido de juicio político -impulsado por el diputado kirchnerista en la Legislatura, Eduardo Tindiglia, y también por algunos sectores sociales-; aunque el PJ podría acordar -casi como una concesión- llegar a la interpelación del cuestionado ministro de Justicia, Juan Carlos Tierno.
Se supone que los diputados oficialistas en la Sala Acusadora, Ariel Rauschenberger, Facundo Sola y Raúl Zurbrigk, se manifestarían por el rechazo “in límine” (sin más trámite) de las actuaciones; con lo que directamente se caería la eventualidad de avanzar en el proceso. Pero a la oposición le quedaría un camino: no dar quórum y que el proceso -pasado los primeros cinco días en que se puede rechazar- se deba habilitar y el juicio continúe.
Ayer, consultados diputados opositores no se ponían de acuerdo. En principio porque no se han reunido para elaborar una estrategia común, pero aquella cuestión del quórum podría ser especialmente tenida en cuenta. El Frepam (Luis Solana y José Luis Vendramini) podrían estar de acuerdo en no dar el número, pero no se pudo conocer qué piensa el representante de Propuesta Federal, Maximiliano Aliaga.