“Hace ocho años que esperamos”

El senador Juan Carlos Marino (UCR) reclamó por la construcción del segundo tramo del Acueducto Río Colorado y dijo que su concreción es una promesa de este gobierno y que no existen razones para su retraso. En relación al financiamiento para la obra, el legislador indicó que “en este tema no pueden echarle la culpa a nadie, todo ha sucedido durante los diez años que lleva el oficialismo en el poder. La finalización del segundo tramo la prometió el ex presidente Néstor Kirchner, en el año 2006, durante una visita a la localidad de Trenel. Hace ocho años que estamos esperando para tener acceso a un derecho vital como es el agua potable”.
Marino reclamó además por la falta de nuevas conexiones a gas natural que se sufre en la provincia: “Hoy hay cientos de familias que están esperando la conexión, gastando fortunas en tubos de gas cuando tienen todo listo para recibir el servicio pero no los habilitan. Sin embargo, la respuesta del Gobierno es que la empresa está obligada a realizar las conexiones excepto que no esté asegurado el suministro. Entonces, ¿el problema es que existe escasez de gas? Si es así, sería bueno que nos lo hicieran saber. De lo contrario el problema es la falta de control estatal a la empresa, algo que desde el Gobierno pueden solucionar”.
El senador pampeano afirmó además que “el oficialismo elige ser cómplice, nosotros no”, respecto de la presencia del vicepresidente Amado Boudou en la sesión del miércoles, en la que la oposición se retiró del recinto en repudio. “Estamos siendo gobernados por un vicepresidente que está procesado. Es la primera vez en la historia que esto sucede, es una vergüenza y nosotros no lo vamos a avalar”, aseguró.
Los miembros de los diferentes bloques parlamentarios de la oposición cuestionaron la decisión del oficialismo de que Boudou se hiciera cargo de presidir la sesión y volvieron a pedirle que se aparte del cargo hasta tanto se resuelva su decisión judicial.
“La presencia de Boudou en el Senado como si nada pasara es una falta de respeto a todos los argentinos. El vicepresidente está procesado en una causa por cohecho, no es algo menor, por eso insistimos en que debe tomarse licencia y vamos a ser inflexibles en este tema”, aseguró Marino.
El pedido de la UCR y demás fuerzas opositoras no fue acompañado por el Frente para la Victoria, lo que motivó que la oposición se retirara del recinto sin escuchar al jefe de Gabinete de Ministros, quien se disponía a brindar su tercer informe ante la Cámara Alta.
“Lamentamos mucho tener que tomar este tipo de medidas, somos los primeros que queríamos poder dialogar con el Jefe de Gabinete, pero en condiciones normales, algo que con Boudou presidiendo es imposible. De hecho, el propio Capitanich suspendió dos veces su visita debido al procesamiento del vice. Están entorpeciendo el normal funcionamiento de la Cámara”, agregó el pampeano.