Hay 30 casas con agua en el Almafuerte

LA POLICIA FEDERAL HIZO DONACIONES SOLIDARIAS EN ESE BARRIO INUNDADO

Los vecinos se mueven en calles que están con hasta 40 centímetros de agua, por eso se dificulta el regreso a sus viviendas. Los cadetes de la Federal repartieron la ayuda.
Una delegación de la Policía Federal Argentina se acercó ayer con donaciones al barrio Almafuerte y conjuntamente con personal del municipio entregaron agua, artículos de limpieza y comestibles, a los vecinos afectados por la inundación.
El director de Gestión Social de la Municipalidad, Sandro Martín, confirmó que son 30 las viviendas afectadas, “ya que si bien el agua no está dentro de las casas, las calles aún están anegadas, dificultando el acceso de esos vecinos a sus hogares”.
En el sector de las calles Catamarca, Chacabuco, Pavón y Pasaje Sin Nombre hay entre 15 y 25 cm de agua por lo que tampoco se pueden utilizar los botes, y los vecinos deben llegar caminando, en tanto que sobre Duval el nivel del agua supera los 40 cm.
Rodrigo Lofvall, director municipal de Niñez y Adolescencia, presente en la casilla habilitada en el barrio, informó que el reparto de ayuda estuvo a cargo de la Escuela de Cadetes de la Federal. Agregó que “vino la misma gente desde Buenos Aires, unos 50 efectivos y cuya mitad partiría mañana (hoy) a Bernardo Larroudé y otra parte continuaría viaje a Comodoro Rivadavia”.
El funcionario, secundado por el secretario de Cultura y Educación, Gabriel Gregoire, aseguró que “trajeron cosas que la gente tiene porque se los está asistiendo permanentemente, agua y lavandina. Asimismo, fueron repartiendo casa por casa y como sobró mucha cantidad, la dejaron aquí en manos de la municipalidad, para que sea repartida”.
Mencionó que también trajeron mucha ropa, “que el lunes se llevará a un lugar donde la comuna la está acopiando, porque acá no entraba”, en referencia a la casilla de Catamarca y Maipú. Respecto a la situación del barrio luego de la protesta realizada en la jornada del jueves, Lofvall indicó que la gente “está molesta porque quiere que baje el agua”.
“La problemática y lo que reclamaban era eso y una solución de fondo. La gente quiere eso; sabemos que es una situación que viene desde hace muchísimos años y todos la conocemos. En mi caso, creo que este barrio no debería ni existir, se sabía que era una zona inundable desde el primer día y hoy la gente sufre las consecuencias; creo que hay que buscar una solución de fondo porque todos los que vengan a vivir aquí pasarán por lo mismo”, indicó Lofvall
Respecto de los afectados, mencionó a 49 mayores y 27 menores como los afectados.