“Hay dudas y sombras”

DIAZ Y LA OBRA PUBLICA

La diputada por el PRO Josefina Díaz cuestionó que en La Pampa existen casos de dirigentes políticos que hacen negocios con las obras públicas. “El negocio de la obra pública, los sobreprecios, la ausencia de las obras prometidas e inauguradas varias veces, pero a la fecha inexistentes, es una realidad bastante dura con la que la sociedad argentina se enfrenta a diario”, dijo la legisladora.
“No debemos viajar tan lejos para observar en persona la existencia de obras millonarias que, cuando vamos a verlas, están y no están, o están en condiciones que no representan el dinero presupuestado”, expresó la diputada en un comunicado y mencionó como ejemplos en La Pampa la inauguración de rutas, hospitales, frigoríficos y el Megaestadio.
Díaz polemizó con que la obra pública pareciera ser la panacea, el mecanismo elegido y sostenido para crecer como país y provincia: “Todo nos genera dudas y sombras”, y cuestionó: “¿Será pensada la obra pública como negocio de unos pocos?”.

Irresponsabilidad.
La diputada por el PRO analizó el mal gasto de presupuesto -y de dinero de los ciudadanos- con respecto a la ejecución de obras que funcionan mal, como frigoríficos, “obras millonarias que hace años se llevan dinero de nuestro presupuesto en seguridad para cuidarlas y no se ha podido en ellas faenar ni un conejo”, y mencionó además que “el acueducto pierde unos 7 millones de litros de agua diarios”.
“Funcionarios que se olvidaron de ponerle responsabilidad y transparencia a la hora de invertir el dinero de los pampeanos y justifican la realidad exigiendo obras en nombre de los ciudadanos sin repasar el motivo de porque estamos hoy como estamos los pampeanos, sin rutas, sin hospitales, con obras monumentales detenidas, buscando responsables”, resaltó. Y agregó que el tema de las rutas se debe a que “Vialidad Provincial está desmantelada, sin recurso humano, ni equipamiento”.

Salud.
Con respecto a Salud, la diputada denunció que “se han licitado obras y aparatología por millones de pesos, y aún se siguen licitando, sabiendo que no pueden ser utilizados o por falta del recurso humano o por falta de una adecuación integral de los servicios”. Dentro de estas obras mencionó que “de los centros nefrológicos, sin terapia intensiva, o sin recurso humano, que los pampeanos hicimos cuatro, porque no debemos olvidarnos que es plata nuestra mal gastada, tres de ellos no funcionan hace años. En la mayoría de los casos porque esos centros de salud no fueron previstos para prestar el servicio, en teoría se justificó, y se justifica todo, pero la realidad nos muestra la irresponsabilidad”.

Compartir