“Hay falta de organización”

DESDE LA COMUNA NIEGAN QUE HAYA MAS CIRUJEO

Ignacio Ustarroz es el subdirector de Residuos Urbanos del municipio santarroseño y fue consultado sobre la situación en el Relleno Sanitario. Según su opinión, es la falta de organización de los recicladores lo que evita que les envíen más camiones con basura para reciclar, porque luego se “gasta dinero en horas extras, maquinaria y combustible, para limpiar lo que no se clasificó”.
“Se viene trabajando con la misma dinámica que se traía antes de nuestra asunción: el tema de la cantidad de camiones varía a diario y tiene que ver con la capacidad de procesar los residuos que tiene el grupo de recicladores. Muchas veces no alcanzan a procesar la cantidad ofrecida (nueve camiones diarios), y eso tiene que ver con que no están organizados y hay divisiones o internas dentro del equipo; a veces faltan, no cumplen horario. Tienen un reglamento interno y suspenden a un integrante si falta en reiteradas ocasiones o si hay hechos de indisciplina grave. A veces son 20 trabajadores y otras, ocho”, dijo Ustarroz a LA ARENA.

Visiones.
Los trabajadores adujeron no ser más numerosos por la poca basura que les permiten reciclar; en cambio, el subdirector aseguró que “son diferentes visiones, yo creo que ésta forma de trabajar desorganizada, hace que los números no les cierren de la mejor manera y se relaciona con un grupo bien conformado. Algunos dejan de ir o se van arriba, al basural propiamente dicho, porque tienen una forma de trabajar más libre, sin cumplir horario”.
Respecto a la poca ganancia que reportan los recicladores, Ustarroz afirmó que “la idea no es seguir con este sistema porque a ellos no les asegura un dinero digno”.

Cooperativa.
Ustarroz dijo que el objetivo es conformar “un sistema de cooperativa que esté tutelada, como se hace en otros lugares con especialistas del municipio, que dé un marco más sólido para trabajar y que ellos no tengan que asumir el peso de algunos trabajos más administrativos o legales y que asuman su responsabilidad de cumplir horario, respeto por la limpieza, condiciones de seguridad e higiene básicas y adecuadas; y que se establezcan condiciones para trabajar beneficiosas para todos”. Reflejó que “ese es el problema de los residuos: la basura no genera ganancias sino que es deficitario, pero apelamos que esto tenga un costado social positivo y socio ambiental”.

Cirujeo.
El funcionario también analizó el ingreso de particulares que recurren al predio para paliar carencias que han surgido el último tiempo. “Hay mucho ingreso fuera del permitido a toda la zona del basural, hoy es prácticamente imposible de controlar porque cuando hay problemas, se acude a la policía pero no es la solución de fondo: al rato tenemos el mismo problema”, expresó.
Ustarroz concluyó que “hoy en día el relleno quedó cerca de la ciudad; aunque no vemos aumento del cirujeo; sí se generan conflictos cuando los supermercados llevan mercadería que tratamos de controlar con un móvil policial porque no deberíamos facilitar que esa gente reciba alimentos en mal estado; como Estado no es la idea: se hace un enterramiento que genera distintos conflictos”.

Compartir