“Hay menos lotes afectados”

ASEGURAN QUE EL AGUA SE ACUMULO EN BAJOS Y ALCANTARILLAS

Las nuevas precipitaciones derivaron en la afectación de unas 600 mil hectáreas bajo agua, aunque ahora el líquido elemento se acumula en “bajos y cunetas”. Benini aseveró que homologaron en Nación la postergación de los impuestos.
El subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini, informó la situación que se registra en el norte provincial, como consecuencia de las inundaciones que afectan la zona. El funcionario recordó que “el primero de abril pasado, el gobierno provincial declaró la emergencia agropecuaria, producto de 150 mil hectáreas bajo agua y un total de 800.000 hectáreas anegadas”.
Benini indicó que “un mes después, el primero de mayo, la Dirección de Agricultura, mediante imágenes satelitales, registró un escurrimiento de unas 350 mil hectáreas que dieron respiro a los productores de la zona. Luego de las últimas precipitaciones registradas “y dado que el perfil del suelo se encuentra totalmente saturado, volvimos a tener una superficie de unas 600 mil hectáreas bajo agua, estamos en una situación similar a la que nos encontrábamos cuando declaramos emergencia en el mes de abril, con la diferencia que, en esta oportunidad, la distribución del agua está sobre los bajos y cunetas y hay menos cantidad de lotes afectados”.

Recuperación.
El funcionario aseveró que “las precipitaciones anteriores afectaron toda la masa del territorio, ésta, por ser una lluvia mucho menor, está acumulada en bajos y alcantarillas. Si bien ahora está cortado, se han podido empezar a trillar las lomas con muy buenos rindes, y esperando que se recupere el piso y poder levantar algo de la cosecha”.
También destacó que “el maíz queda en planta y puede levantarse con posterioridad, otros generan una pérdida importante”.

Postergación.
Sobre la tarea que desarrolla el Poder Ejecutivo en las zonas afectadas, con los productores, Benini sostuvo que “estamos atendiendo principalmente la postergación de pagos de impuestos inmobiliarios y hemos homologado en Nación, faltan firmar las resoluciones que demoran unos 20 días, para que puedan posponer pagos más importantes como son ganancias y créditos que tiene que ver con la banca oficial nacional. Ya en emergencia, se acordó con el Banco de La Pampa posponer pagos de los productores que tuvieran certificado de emergencia y entiendo que se hará lo mismo con esta nueva situación”.
Puntualizó que “estamos dando asistencia individual, hay gente que tiene porcentajes de afectación muy grande y la está pasando mal. Es lógico que un productor quiera drenar su lote para poder cosecharlo pero, generalmente, esta agua termina en caminos vecinales y estos caminos terminan en los pueblos, y ahí si tenemos una situación grave; por eso insistimos a los productores en no realizar canales clandestinos que puedan agravar la situación”, explicó.
Finalmente, recordó que “desde el Ministerio de la Producción estamos poniendo todas las herramientas financieras necesarias y medidas de mitigación que hacen bajar la incidencia, para que en el futuro no vuelva a ocurrir lo mismo, más allá de que las precipitaciones están muy por encima de la media histórica”, cerró.