“He tenido muchos votos desde el PJ”

"COLORES" MAC ALLISTER, A CUATRO AÑOS DE SU LANZAMIENTO POLITICO

“Cambiemos se ha ganado lo que tiene”, dijo Carlos Javier Mac Allister, quien de esa manera elípticamente le contestó al exgobernador Rubén Hugo Marín, quien había alertado que el PJ podía sufrir una suerte de “latrocinio” por parte del macrismo. El actual secretario de Deporte de la Nación expresó que este será “el año de consolidación de Cambiemos en La Pampa.
Hace exactamente cuatro años Carlos Javier Mac Allister, en declaraciones a este diario, se lanzaba de lleno a la política, y puede decirse que tuvo un desarrollo importante en el contexto de la política provincial. Hoy asegura que Cambiemos está en condiciones de imponerse en las elecciones legislativas de este año en La Pampa.
¿Qué tiene que decir de lo que dijo el exgobernador Marín?
-Leí lo que dijo… leo todo. No. Sólo cariño y respeto por la familia Marín, así que no tengo nada que decir. Yo creo que todo el mundo en la vida se gana lo que tiene y el PRO se ha ganado lo que tiene y el peronismo se ha ganado lo que tiene, así que lo único decir que no coincido con los términos. Todo dentro de un marco de respeto. Vuelvo a repetir, respeto a la familia.
-Marín dice que el PRO cooptó al radicalismo, y que intentaría lo mismo con el PJ.
-Yo lo que veo, la verdad, es mucho respeto a una fuerza nueva que somos nosotros. Porque en todas las notas se refieren continuamente a lo que hemos construido en la provincia con Propuesta Federal que es el MID, Mofepa y el PRO: pero no, nunca trabajamos para debilitar a nadie sino para fortalecernos nosotros. Tenemos propuestas y estamos continuamente trabajando. Ahora mismo (son las 19 horas del domingo) tengo una reunión con el equipo de trabajo, y seguramente ellos (los otros políticos) deben estar brindando.
-Rubén Marín también habló también de la famosa “pata peronista” que quieren tener todos. ¿El PRO también?
-El PRO tiene una pata peronista de hace muchos años… cuando se conformó lo hizo con peronistas, con radicales desencantados con sus partidos tradicionales, que fue lo que dije el primer día. En un país que históricamente ha sido radical y peronista, obvio que todos han votado en algún momento al radicalismo o al peronismo; y después se van constituyendo nuevas fuerzas.
Y esta nueva fuerza hoy, merced al trabajo y a una visión distinta de hacer política y de relacionarse con la gente, después de 12 ó 13 años de ser creada hoy tiene al presidente de la Nación, con lo cual es, o me parece, que es muy interesante el respeto que nos hemos ganado, y que yo siento que tenemos porque, la verdad, yo siento que tenemos. Cuando hablan los Marín, hablan los Verna, muestran que le tienen respeto a nuestra fuerza política y se los agradezco.
-El 1 de enero de 2013 hicimos una nota cuando te lanzabas a la política. ¿Tuviste tiempo de reflexionar, de poder hacer un balance?
-Sí. Lo hago continuamente y hago una reflexión que no es menor: yo encaré mi carrera política de la misma manera que encaré mi carrera deportiva. Entonces no es una definición menor lo que digo.
-Tu carrera deportiva ha sido tu vida…
-Bueno, eso es mi carrera política hoy. Cuando decidí un día ser jugador profesional tenía 12 años, me iba de mi casa a la una de la tarde y volvía a las 10 de la noche del club (Belgrano). Me pasaba 9 horas y media en el club. Hoy mi carrera política la he encarado con la misma decisión. Y sí, me detuve a pensar.
Cuando hago las cosas pongo todo para hacerlo bien. Creo que hemos hecho una fuerza política sumamente competitiva y estoy muy orgulloso de lo que se construyó en La Pampa en estos cuatro años. Basta fijarse lo que son los organismos nacionales, las personas que tenemos ahí; y todo el mundo habla de la muy buena atención que hay en esos espacios, como se relacionan con los empleados, como han trabajado, la predisposición que hay para solucionar los problemas: como no hay problemas para dar cada uno su teléfono particular, o el celular, a la gente para solucionarles los problemas. Creo que eso marca una nueva manera de hacer política, no la otra donde, para hablar con el político, hay que pedir audiencia.
-Empezó el 2017, año de elecciones legislativas. Todos están en las gateras para largar, ¿cómo están ustedes, qué piensan, que vas a hacer?
-Estamos bien, muy bien. Repito que tenemos una reunión ahora (en media hora), y claro que va a ser un año de muchísimo trabajo, de gestión y de trabajo también político. De mucho recorrido, de mucho andar por todos los pueblos, de relacionarnos con la gente, de sumar más personas que ya confían en nosotros y que han visto el trabajo que hemos hecho. Yo creo que va a ser un año de consolidación para Cambiemos.
-Rubén Marín razonó que el PJ deberá enfrentar a Cambiemos en La Pampa.
-Coincido con Marín en esto. Cambiemos va a ser una fuerza política homogénea, que va a estar compuesta de todos los partidos que hoy están más alguno más que quiera insertarse. Y acá contesto algo que me preguntaron sobre la pata peronista: la tenemos desde el primer día. Yo he sido una persona que ha tenido muchos votos desde el peronismo.
-Se habló en algún momento de que Verna había mandado a votar por vos…
-Sí, y también se dijo que nosotros lo ayudamos a Verna en las últimas elecciones y no es así. Creo que a la gente ya no se la manda a votar, la gente elige a quien votar y obviamente hubo un votante que era vernista que, naturalmente, cuando no estaba Verna en la boleta, me eligió a mí. Pero vuelvo a repetir, naturalmente, porque yo era el que andaba todo el día en la calle.
-¿Cada vez se vota más a las personas y no tanto a los partidos?
-Los partidos tradicionales tienen sus estructuras y eso uno no lo puede obviar. Los partidos tradicionales tienen una determinada cantidad de votos antes de empezar la elección, porque hay familias que han votado siempre a los mismo y no es fácil el cambio. Me parece que cada vez más se sigue a la gente que le inspira confianza y a los que se ve honestos: pero también en esto quiero hacer una diferenciación, porque entiendo que hay dos elecciones totalmente distintas: una legislativa, donde la gente otorga confianza a personas que recién aparecen; y hay después una elección del Ejecutivo donde la gente apuesta un poco más por aquellos que han tenido gestión.
-¿El triunfo de “Poly” Altolaguirre, Es una definición para los radicales, o una señal para Cambiemos?
-Es una definición para Cambiemos. La mayoría de radicales quieren estar dentro de Cambiemos, me parece una definición muy importante. Ahora, después está la responsabilidad de Altolaguirre y toda la nueva dirigencia de construir sumando, compartiendo, asociándonos, pasando tiempo juntos, teniendo discusiones internas y no a través de los medios.
-Vos no lo decís, pero no querés ser candidato. ¿Tienen otras figuras para mostrar?
–Sí, en Cambiemos tenemos figuras importantes como para ir a disputar cualquier elección con cualquier otro partido. Particularmente a mí me gustaría hacer bien mi gestión para poder demostrarme y demostrar que puedo ser confiable para encabezar un proyecto más adelante.

¿Candidato?
“Colores” Mac Allister es, podría decirse, la figura excluyente del macrismo en la provincia, y la carta más importante de cara a una elección. Pero lo cierto es que él preferiría seguir en la Secretaría de Deporte.
“Es que para mí es importante demostrar mi capacidad de gestión. La que por ahí tuve cuando me tocó fundar el club Mac Allister, o tener mi empresa. Me parece bueno de cara al futuro que la gente vea que nuestra gestión en el deporte nacional es buena; y después aspiro a la construcción y a sumar, a tratar que no se generen entredichos ni agravios dentro de Cambiemos. Me parece que será decisivo para ganar las elección con Cambiemos este año”, cerró.

“Ganar una elección es una decisión”
Carlos Javier Mac Allister se mostró a favor de que en Cambiemos no haya cortocircuitos, y que “ser gobierno no es solamente una decisión que tiene que tomar un partido como objetivo, sino que tiene que haber una decisión” en ese sentido.
El dirigente señaló, al ser preguntado si un radical podría encabezar la fórmula de Cambiemos en las próximas legislativas de octubre, que no era “la persona que tiene que dar una opinión de esto. Me parece que esas cosas hay tiempo para conversarlas poniendo a los mejores al frente para poder ganar la elección”.
Se mostró a favor de “conversar todo. Por eso digo que se abre un nuevo espacio de diálogo, en el cual lo que pretendo es que no existan agravios internos y que seamos capaces de construir una fuerza ganadora. Ser gobierno es una decisión que tiene que tomar un partido político, no es solamente un deseo, es una decisión. ¿Qué significa eso?, que para ser gobierno hay que querer ganar y hay que estar dispuesto a dar todo para ganar.
-De todos modos La Pampa parece seguir siendo una provincia peronista; y que el macrismo, más allá de tu figura, todavía no pisa fuerte en La Pampa.
-Es una definición de un periodista que la respeto muchísimo, pero también decían que era imposible ganar la provincia y el PRO la ganó. También era muy difícil ganar el balotaje en La Pampa, y La Pampa fue la única provincia patagónica que ganó Cambiemos y, por último, respondo con una respuesta que me dio un peronista. Después de aquella nota en LA ARENA el 1 de enero de 2013 me mandó un mensaje: “Te felicito, el PRO tiene desde hoy un gran candidato”. Yo le contesté, “te agradezco mucho fulanito de tal, pero es difícil con el PRO”; y él me contestó, como peronista y bien rápidos que son: “también era difícil jugar en Boca y en la Selección (Nacional) y lo lograste”.