Hijo de Campanino no habla “por respeto”

“Por respeto a mi papá y a mi familia no quiero decir nada”. Después que los hermanos de Miguel Angel Campanino hicieran pública la difícil situación por la que está atravesando, uno de los hijos del ex pugilista, Julián -también boxeador- sólo tuvo aquella expresión y no quiso contestar las acusaciones.
Los hermanos están aguardando una decisión judicial, porque hicieron presentaciones en la Dirección de Adultos Mayores, y también exposición policial porque estuvo perdido por algunas horas. Temen por la vida de Miguel Campanino.
María, Lilian y Daniel Campanino habían estado en la redacción de LA ARENA pidiendo “que los hijos se ocupen, o le pongan una persona para que lo atienda y le dé la medicación”.
Los hermanos del ex campeón sostuvieron que Miguel -conocido como “El Zorro” en el ambiente del boxeo- vivía prácticamente “como un indigente”, con grandes carencias, y que atravesaba una enfermedad que le afectaba su condición cognitiva.
Además señalaron que esperaban “una decisión judicial”, porque habían realizado presentaciones en la Dirección de Adultos Mayores, y también exposición policial porque su hermano en algún momento “estuvo perdido algunas horas”, y temían por él.
Los hermanos Campanino hacían responsable a los hijos de Miguel de no atenderlo, y también de descuidar el funcionamiento de la tanguería propiedad del ex boxeador.
Ayer, convocado para que tuviera su derecho a réplica, el menor de los hermanos Campanino, Julián, prefirió no ahondar en el tema. Aseguró que se encargaban de su padre y que no hablaría “por respeto” a él y “a los familiares”.