Homenajearon a Regazzoli

ACTO EN LA SEDE DEL PJ

El ex gobernador de la provincia de La Pampa, José Aquiles Regazzoli, fue homenajeado por primera vez en la sede del Partido Justicialista desde su fallecimiento, ante más de 200 personas que se acercaron hasta la calle Yrigoyen. Si bien estuvieron presentes representantes de todas las vertientes del justicialismo provincial, faltaron a la ceremonia los tres líderes de las fuerzas mayoritarias y ex gobernadores Rubén Marín, Oscar Mario Jorge y Carlos Verna.
Antes de comenzar el acto se hizo un minuto de silencio para recordar a Regazzoli y después vinieron las palabras de los militantes peronistas de los distintos barrios de Santa Rosa que lo acompañaron cuando le tocó ser gobernador (hasta que fue depuesto por el golpe militar) y hasta en la campaña que en 1983 llevó a Marín a la Casa de Gobierno.
Zelmira Mireya “Miyi” Regazzoli, hija de Aquiles, fue la familiar más cercana al ex gobernador que estuvo presente en el homenaje en el que estuvieron funcionarios provinciales como el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Pablo Bensusan, el candidato a diputado Nacional Ariel Rauschenberger, el ex candidato Leonardo Fabio Avendaño y hasta algunos integrantes de La Cámpora. Nuevamente la sorpresa la dieron algunos personajes desaparecidos en la escena PJ como el ex ministro del Interior, Jorge Matzkin y la ex funcionaria marinista Elsa Labegorra. También acompañaron el acto el diputado radical Carlos Bruno y el secretario municipal de Cultura, Gabriel Gregoire.
“La verdad es muy merecido a quien abrió el partido a la luz de una vela en el año 1972 y recuperamos esta sede. Me parece muy bien que confluyan diferentes generaciones, eso es Regazzoli. Hoy el movimiento está fragmentado y tenemos el deber de reconstruirlo”, dijo Miyi.
-Mientras fue gobernador hubo un intento de sacar a su padre desde adentro del PJ ¿Qué piensa de esa parte de la historia?
-Eso pasó. Le dificultaron mucho la gestión, pero cada uno se tiene que hacer cargo de lo que hizo. Está claro que el pueblo pampeano le reconoce el trabajo, sino hoy no habría tanta gente.