Hotel del CEC inauguraría en diciembre

EL MAYOR PROBLEMA DE LA OBRA ES "EL PROCESO INFLACIONARIO"

A pesar de tener inconvenientes con el proceso inflacionario, las obras realizadas en el hotel del Centro de Empleados de Comercio avanzan notablemente. Esperan que para diciembre esté terminado.
Importantes avances se pueden observar en el hotel que el Centro Empleados de Comercio Santa Rosa está construyendo en la esquina de avenida Luro, Güemes y Argentino Valle, y se espera que se inaugure antes de fin de año. Con respecto a la obra, el secretario general adjunto del CEC, Rodrigo Genoni, manifestó que, a pesar de los retrasos “la obra va bien, va en tiempo y forma”. Como suele pasar a la hora de construir, “claramente tenemos los problemas de cualquier obra grande”, agregó.
El CEC decidió construir sobre un viejo edificio del cual “se esperaba utilizar parte de la estructura, pero no se pudo utilizar básicamente nada y se tuvo que hacer toda la base nueva, los trabajos de ingeniería fue totalmente distinto, y eso llevó a un mayor presupuesto”, expresó el secretario del gremio a este diario.

Negativo.
Un aspecto negativo hace que el representante sindical pierda la calma, y es el proceso inflacionario. Si bien el desarrollo de la obra va bien, “tenemos un aspecto negativo que es el proceso inflacionario”, expresó Genoni y añadió que “como el Crédito de Promoción Industrial no cubre procesos inflacionarios, el crédito que recibimos por parte de la provincia, que cubría el 70 por ciento, hoy no cubre el 50 por ciento”. De todas maneras, aún con la existencia de algunas trabas, espera que el fin de la obra se lleve a cabo durante el mes de diciembre.

Celeridad.
“El concluir de la obra está definido, no queda más que las pinturas, el armado de muebles, que está todo pago y sólo queda colocarlos, lo que es un proceso de coordinación que es bastante complejo”, dijo el secretario general del CEC, a quién le gustaría que haya más “celeridad” en cuanto a la mano de obra para colocar los insumos faltantes, y en las certificaciones. A pesar de eso aseguró estar “muy contento”.
Con la instalación eléctrica prácticamente terminada, lo que refiere a cloacas finalizado, cielo razo, habitaciones y durlock también concluido, el frente vidriado ya está comprado y sólo falta colocarlo, por lo que resta terminar con lo que Genoni llamó “obras grandes”, como son la subestación transformadora de electricidad, colocación de baños y sanitarios, pinturas e inmobiliario. “Esto genera un alto nivel de estrés, porque a veces se generan discusiones, pero las expectativas son las mejores”, aseguró Genoni, quién confía en el trabajo de las 24 personas que llevan a cabo las obras.

Compartir