Hubo un choque y persecución

EN OTRO HECHO UN MOTOCICLISTA HUYO Y HAY UN HERIDO

Un joven se encuentra internado en terapia intensiva, con respirador, en el hospital Lucio Molas, debido a un trauma de tórax luego de un confuso choque en el barrio de Colonia Escalante.
Un choque generó ayer por la tarde una persecución en el centro de la ciudad que de milagro no dejó personas lesionadas ni daños materiales de consideración: cerca de las 18.30, un muchacho que iba a bordo de un Fiat 147 -color rojo, dominio ASU076- colisionó a una Renault Kangoo -color blanco, con vidrios polarizados, dominio HMM172-. Tras el impacto, el Fiat se dio a la fuga y el conductor de la Kangoo (un repartidor de mercadería, que casualmente había salido a trabajar el día domingo) comenzó a perseguirlo. Al mismo tiempo, el hombre alertó a la policía sobre lo que estaba ocurriendo.
La persecución terminó en Pico y San Martín adonde el repartidor le cruzó la camioneta y lo increpó al muchacho del Fiat. Después hubo un entredicho y, en cuestión de segundos, llegaron al lugar un grupo de efectivos de la Tercera. “Me chocó dos veces, está re mamado”, dijo el repartidor a un cronista de LA ARENA. Según los efectivos y el damnificado por el choque, el conductor de 147 tenía “un fuerte aliento etílico”.

Herido grave.
Un motociclista sufrió un siniestro vial en Baldomero Téllez y colectora de la Circunvalación. A causa de los golpes, está internado en terapia intensiva, con respirador, en el hospital Molas, debido a un trauma de tórax. La familia de Joaquín Pablo Llovio (31) supo gracias a la información brindada por un taxista y sus pasajeros que un individuo a bordo de una moto color gris lo desestabilizó y luego escapó.
El siniestro ocurrió el sábado 8 pasadas las 19 y las causas son confusas. Los familiares del joven hicieron las denuncias y comenzaron a hacer averiguaciones por las redes sociales. “La salud de Joaquín está muy comprometida, creo que le van a hacer una traqueotomía”, manifestó su pareja, quien además aseguró que, desde la policía, le comunicaron que el jefe de policía, Roberto Ayala, se iba a comunicar con ellos. “Dijeron que Ayala me iba a llamar, pero hasta ahora nadie se comunicó, si no tenemos respuestas vamos a hacer una movilización”.

Compartir