¿Huelga de hambre en la Quinta?

La mujer de un hombre que está preso en la Seccional Quinta de Toay se acercó ayer a este diario para denunciar que su marido detenido en malas condiciones de salubridad y que no está siendo asistido por los efectivos de la dependencia quienes no le suministran a medicación para contrarrestar su hipertensión arterial.
“Mi marido padece de hipertensión arterial y tiene que tomar una pastilla tres veces por día pero en la comisaría no se la dan. El miércoles pasado mi marido se descompuso y lo llevaron al hospital. tendría que haberse quedado internado un día al menos pero el policía que lo acompañó no quería quedarse y lo regresaron a la Quinta. Ahí volvió a descomponerse y se desmayó dos veces”, dijo Carina Alvarez, mujer del detenido, quién agregó que desde el domingo pasado, su marido y otros cuatro convictos permanecen en huelga de hambre.
“Mi marido está detenido desde el 6 de mayo. Estuvo en la Seccional Primera adonde estaba hacinado y en un lugar todo sucio. Por ese motivo denuncié la situación en la Secretaría de Derechos Humanos. Ahora, entre los que están haciendo la huelga, hay un señor casi ciego, que se hace sus necesidades encima y no ve nada. Los otros presos tiene que asistirlo permanentemente”, agregó la mujer.
Por último, la esposa del detenido aseguró que hoy radicará una denuncia en Fiscalía y que no puede comunicarse con su marido porque le quitaron el teléfono. “Lo amenazaron con trasladarlo. El no puede estar de un lado a otro. Está enfermo”, concluyó.

Comisario.
Respecto de la huelga de hambre que estaría llevándose adelante en la Seccional Quinta el jefe de la Policía, Roberto Ayala, señaló que “los presos (de la comisaría de Toay) reciben la misma comida que los que están alojados en las demás dependencias de Santa Rosa”. Asimismo reconoció que los detenidos “manifestaron la disconformidad”, pero que “no están de huelga” sino que “comen lo que les llevan los familiares porque no les gusta la comida”.
“Yo ahora no estoy en la provincia pero me comunicaron que están tratando de ver qué solución le dan al asunto”, dijo Ayala.

Compartir