Imponen nombre “Hortensia Maggi” a centro Grameen

“El hombre como sujeto, no como objeto”. Esta máxima socialista que acompañó la vida de Hortensia Maggi se entronca con el objetivo de Grameen, el llamado “banco de los pobres” que a nivel mundial ha dado respuestas económicas para el desarrollo de los más necesitados.
“Lleva el nombre de una gran mujer”. Así definió la presidenta de Grameen La Pampa, Zulema Izaguirre, a la dirigente socialista Hortensia Maggi, al momento de iniciarse el acto en el que se le impuso su nombre al Centro Sur de esa organización instalada en nuestra provincia desde 2002.
La ceremonia se realizó en la Escuela Nª 255, en Hucal 500, pleno barrio Villa Parque. Poco después de las 10 de ayer, se congregaron en el lugar amigos y familiares de la homenajeada, dirigentes, colaboradores y benefactores de Grameen.
Hortensia Maggi nació en Bernasconi, pero en su adolescencia se trasladó a Huinca Renancó, donde desplegó una intensa actividad social y política. Dirigió la revista “Juventud Socialista” de esa localidad cordobesa y cuando se le detecta una enfermedad sus padres decidieron radicarse en Villa Dolores y allí conoció a Alicia Moreau de Justo.
Por consejo de la médica y dirigente socialista, Hortensia se fue a la ciudad de Buenos Aires donde cursó estudios de maestro mayor de obras y desarrolló su actividad política junto a Nicolás Repetto.
Muchos años después, volvió a La Pampa y se instaló en Santa Rosa para continuar con su compromiso militante y solidario. Escribió una columna semanal en LA ARENA, participó en la Comisión de Apoyo de la CPE y fue reconocida como “Mujer Destacada” por la Municipalidad.
Ya con su salud muy deteriorada, como último gesto de fidelidad a sus principios, donó parte de sus bienes a la Fundación Grameen.
Carlos Sáez, amigo de Hortensia Maggi, destacó de la dirigente socialista su “conducta permanente y su convicción inquebrantable sobre los ideales que la guiaron desde su más temprana juventud”, virtudes que, planteó, “debe ser un ejemplo para todos”.
También trazó un perfil de la homenajeada, el periodista piquense Armando Zapata. “Hortensia está viva y su pensamiento y obra está vigente. Por su forma de pensar, en este país siempre convulsionado, es una incomprendida”.
“Adhiere a un pensamiento internacionalista y estamos en medio de la globalización, pero Hortensia sostiene que no debe transformarse al hombre en objeto, que el hombre es un ser humano, no un número, y que como tal debe ser tratado”·
Zapata también resaltó el compromiso de Maggi con la economía social, que la vincula con la Fundación Grameen.
Izaguirre agradeció a los directivos de la Escuela Nª 255 por haber permitido que el nuevo centro se instale en tan populoso barrio de Santa Rosa. Tras ello, se procedió al descubrimiento del cartel que identifica al lugar como parte de la Fundación y, ya en el interior, se entregaron los primeros microcréditos de 735 pesos a cinco emprendedoras.