Impulsan promoción de marca provincial

"LA PAMPA ES PATAGONIA", UN PROGRAMA CON DENOMINACION DE ORIGEN

El diputado Martín Berhongaray (Frepam) presentó un proyecto para crear en la provincia el programa “La Pampa es Patagonia” con el fin de promover políticas públicas orientadas a generar una denominación de origen y promocionar los bienes producidos en el territorio provincial para el comercio interno, nacional e internacional.
“La idea central es edificar una política pública que implique la creación y posicionamiento de la marca ‘La Pampa es Patagonia’ para que sirva como una herramienta que permita promocionar los bienes que se producen en el territorio provincial, tanto en el comercio interno, nacional e internacional”, dijo Berhongaray a LA ARENA.
“Eso va a favorecer los procesos de inversión industrial con especial énfasis en el desarrollo de las Pymes. ¿Por qué pensé en asociar a nuestra marca provincial con la ‘Patagonia’? Por el reconocimiento y prestigio de la Región Patagónica a nivel nacional e internacional, lo que facilitará los objetivos que persigue la ley, y porque como muchos saben el ingreso de La Pampa en la región resultó de un largo proceso caracterizado por el esfuerzo de muchos, en lo que significó una verdadera lección histórica de cómo debemos accionar para conseguir conquistas de relieve en políticas públicas”, agregó.
Se apunta al desarrollo de las Pymes pampeanas, “beneficiándolas con el fomento, la promoción y la estimulación en la producción de bienes con mayor valor agregado, impulsando el crecimiento de sus ventas en el mercado interno y externo, con la colocación de productos calificados por su denominación de origen”, explicó el legislador.

Denominación.
“Se pretende favorecer el proceso de inversión industrial, propendiendo a la revalorización del territorio”, indicó Berhongaray, agregando que “la Denominación de Origen” garantiza “al consumidor no solo un nivel de calidad constante, sino también mantener características específicas irrepetibles que no posee un producto similar producido en otra región o con otra materia prima. Como contrapartida, los productores obtienen una protección legal contra la elaboración de tales productos en otras zonas”.
Según el legislador, “esta figura fomenta la organización del sector productivo y facilita el acceso de los productores a mercados nacionales e internacionales que difícilmente alcanzarían sin esta preparación. Las marcas se han convertido en elementos estratégicos para la diferenciación de productos, tanto desde el punto de vista empresarial, como también para la obtención de un adecuado posicionamiento de los territorios”.
“Con la creación de la marca ‘La Pampa es Patagonia’ se pretende impulsar el crecimiento económico local a través de una herramienta de comunicación y marketing. Asimismo, se busca alcanzar un sello de distinción que diferenciará nuestros productos, generando un valor agregado directo ya sea a nivel local, nacional o mundial”, argumentó.
Además, manifestó que “se aspira a generar mayor conciencia y compromiso en el consumidor local a la hora de elegir un producto, toda vez que podrá conocer, a ciencia cierta, que su compra decantará en una ayuda al desarrollo de la economía regional”.