Impulsan “amicus curiae”

Una iniciativa legislativa propone establecer en nuestra provincia la figura de Amicus Curiae (“Amigos del tribunal”), para intervenir en toda causa judicial cuando se acredite que la resolución de la misma revista trascendencia institucional o resulte de interés público.
Lidia Duperoú (Frepam) presentó un proyecto en ese sentido, y argumentó que se trata de una figura clásica y que la intención de instituirlo es para dar un marco legal a la intervención de los “amigos del tribunal”. Agregó que “es legitimar la participación tanto de personas físicas como jurídicas en procesos judiciales. Sin dudas este proyecto de ley viene a llenar el vacío legal al que aluden nuestros tribunales, estableciendo parámetros de esta figura procesal”.

Cada vez más común.
Recordó la legisladora que en un primer momento la institución pasó a ser moneda corriente en las más diversas instancias internacionales, y es común que presentaciones de este tipo se hagan ante la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. De la mano del derecho internacional, esta institución ha dado recientemente su último gran paso al convertirse también en una costumbre incipiente en países que antes no la acogían. En estos casos, se trata de causas en las que se debe decidir judicialmente sobre la vigencia de un derecho humano.

Quiénes pueden.
Duperoú señaló que los “amicus curiae”, consisten en presentaciones que pueden realizar terceros ajenos a una disputa judicial, a fin de expresar sus opiniones en torno a la materia, a través de aportes de trascendencia para la sustentación del proceso judicial; las presentaciones pueden ser hechas tanto por personas físicas como jurídicas. “Es una figura importante porque permite la presentación de ONG y/o cualquier otro tipo de organización social; y es también figura procesal que no reviste la calidad de parte del proceso, ni puede asumir ninguno de los derechos y deberes procesales que corresponden a las partes del proceso”, explicó.

No vinculante.
Aclaró la diputada que sus presentaciones no revisten carácter vinculante para el magistrado que participa, y que la finalidad de su intervención es ilustrar al juez o tribunal interviniente sobre determinada materia. Su actuación no devengará honorarios y no está sujeta al pago de costas, tasas y otros gravámenes, ni requiere patrocinio jurídico.