Impulsarán mercados lácteos para la provincia

El 27 de diciembre, en la ciudad de Santa Fe, se reunieron representantes del Ministerio de la Producción, de Senasa, regionales La Pampa, San Luis y Santa Fe, y del Consorcio de Industrias Lácteas Pampeanas (Cinlap).
El objetivo del mismo fue consensuar los pasos a seguir para lograr una futura habilitación del Cinlap a mercados de exportación. En ese marco, se avanzó sobre las modificaciones edilicias a implementar en la planta elaboradora de mozzarella de la localidad de Alpachiri.
Participaron del encuentro la directora general de Planificación Productiva, Belén Paesani; en representación del sector Lácteos de Senasa LP-SL, Romina Jauregui; el consultor Gerardo Echeverría, asesor del Consorcio a través del programa Procal perteneciente al Ministerio de Agroindustria de Nación y el supervisor de industrias lácteas por Senasa en Santa Fe, Ernesto Marelli.
“Desde el Gobierno de La Pampa, a través de las políticas orientadas por el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, trabajamos en la gestión de diferentes herramientas para agregar valor a nuestras producciones, mejorar la calidad, competitividad, facilitando la inserción y el posicionamiento de nuestros productos y servicios, tanto en mercados nacionales como internacionales”, indicó la directora Belén Paesani.
Durante el encuentro se discutieron modificaciones a la propuesta de planos presentados por el Cinlap en base a las exigencias de la autoridad competente central y a las exigencias de países de destino a exportación como Brasil, Bolivia, Paraguay, Rusia o China.

Producción pampeana.
El Consorcio de Industrias Lácteas Pampeanas está conformado por 10 empresas lácteas y 8 municipios. Es una asociación que tiene por objetivo agregarle valor a la producción láctea de La Pampa. En el año 2016 se puso en marcha en Alpachiri la planta para el procesamiento de pasta para mozzarella. Es de destacar que, antes de esa fecha, la materia prima se elaboraba en la provincia y se terminaba su proceso en Buenos Ares. A partir de la puesta en marcha de la planta, esa materia prima, proveniente de las plantas lácteas que integran el consorcio, ofrecen un producto terminado con la marca del consorcio “La Pampeana”.
El trabajo para facilitar y propiciar el acceso a nuevos mercados, con énfasis en la exportación, se lleva a cabo a partir de priorizar parámetros técnicos para la inocuidad y calidad de los alimentos involucrados en el intercambio comercial.