Incendio en el Club de Planeadores

Dos de los tres hangares que tiene el Club de Planeadores de Santa Rosa en su predio ubicado a la vera de la ruta 5 en el acceso este a la ciudad, ardieron por completo ayer a la noche y dejaron como saldo pérdidas millonarias. El siniestro se originó cerca de las 21.30 por motivos que aún se están investigando y abrazó todos los elementos que estaban albergados en los galpones de chapa: en total -según manifestaron los socios del club- había en el interior 12 aeronaves que quedaron reducidas a cenizas. También había en los hangares otras maquinarias y herramientas que habitualmente se utilizan para acondicionar los aviones y hasta un tractor para cortar el pasto.
"No sabemos cuál fue el motivo que dio origen al fuego, estimamos que se trató de un cortocircuito, pero para confirmar o descartar esta hipótesis habrá que esperar los resultados de las pericias. Es una lástima que el esfuerzo de tantos años se haya destruido en tan pocos minutos", dijo uno de los socios que se acercó al club mientras los bomberos le daban batalla a las llamas.
En total trabajaron en el lugar cuatro dotaciones de Bomberos, tres autobombas, y dos camiones de abastecimiento. Los aviones -informaron fuentes del Club de Planeadores- estaban cargados con varios litros de combustible, situación que complicó la labor de los brigadistas.
"Les pedimos que salgan del predio porque puede haber una explosión inminente", alertó el jefe de Bomberos a cargo del operativo cuando el equipo periodístico de LA ARENA llegó al lugar pocos minutos después de haberse iniciado el incendio. "Afortunadamente no tuvimos que lamentar heridos ni víctimas fatales. Según nos informaron los socios del club, en el lugar no había nadie", señaló una fuente policial.

Millonario.
De las 12 aeronaves que había en el interior de los hangares, cuatro eran planeadores (valuados aproximadamente en 40.000 dólares), seis ultralivianos (que tienen un precio de mercado estimado en 6.000 dólares), un avión Cessna 180 (70.000 dólares) y un avión remolcador AeroBoero (70.000 dólares). A estas pérdidas hay que sumarle los demás elementos que se quemaron por completo y que sumarían en total varios millones de pesos.
Uno de los interrogantes que dejó el siniestro es si las aeronaves y el club contaban con un seguro contra incendio. "Seguro en el Club hay pero no sé si corre en este caso. Tampoco sé si cada propietario contaba con una póliza propia", dijo otro de los socios de los tantos que se acercaron para ver las consecuencias del fuego. Hoy por la mañana, aseguran los investigadores, estará el resultado de las pericias y se podrá determinar con certeza qué fue lo que desató el incendio.