Intentaron quemar el auto del diputado Luis Solana

Desconocidos atacaron el automóvil del diputado provincial Luis Solana, del Frepam, e intentaron incendiarlo. Las llamas interesaron partes de los asientos y alfombras, pero no llegaron a expandirse al resto. La policía investiga un posible atentado vinculado a su tarea legislativa.
La denuncia de Solana fue realizada el domingo, luego que el legislador comprobara, al intentar subir al rodado, que la puerta del vehículo había sido dañada y que había varias quemaduras en los asientos, las alfombras y una bolsa de dormir. El ataque se produjo entre el miércoles pasado y el domingo, ya que Solana había estado ausente de la ciudad durante varios ya que estaba participando en calidad de legislador del Parlamento Patagónico que se llevó a cabo en Ushuaia, Tierra del Fuego, y donde asistió con otros pares pampeanos. Al llegar a Santa Rosa, descubrió el ataque.
De acuerdo a los datos policiales, los autores del hecho abrieron el VW Voyage color negro, dominio IAM-402, que estaba estacionado sobre la calle Plumerillo al 700. En ese lugar había quedado durante la semana, y los polarizados de los vidrios impidieron observar los daños en su interior. Los desconocidos pusieron papeles en el tapizado y la alfombra que estaba sobre un asiento y los encendieron. De acuerdo a las autoridades, el fuego no se expandió al resto del automóvil porque al cerrarse las puertas, consumió el oxígeno y se apagó.
Las fuentes consultadas explicaron que “no faltó ningún elemento de adentro del VW Voyage, por lo que el motivo no fue un robo, si bien faltó un pen drive. Es aún más sospechoso el ataque porque no fue realizado por un pirómano que haya hecho esto en otra ocasión. Por un lado porque en el lugar no se han producido ataques de este tipo y por otro porque no usaron combustible”. La hipótesis que se maneja es que el ataque incendiario está vinculado con la tarea legislativa de Solana. En los últimos tiempos, por ejemplo, reclamó la renuncia de las autoridades del Ministerio de Salud y realizó varias denuncias de irregularidades en hospitales, o respaldó el pedido de justicia de Estela Bruno, la mujer a la que su ex pareja le quemó la casa el pasado 25 de mayo y teme por su vida.
Solana no quiso que trascendiera públicamente el caso, y la policía había informado los detalles pero no el nombre del propietario. LA ARENA, al conocer los hechos, consultó al legislador frepamista.
“No quería hacerlo público, porque no sé tampoco quién fue y por qué motivo. Igualmente es muy llamativo y no se descarta nada. En el lugar hay vigilancia y pasa la policía. La gente que hizo esto sabía que yo no iba a estar en toda la semana”, indicó el diputado al ser consultado.
“Seguramente hay personas molestas por nuestra actividad. Pero cuestiones como estas no van a hacer que no cumplamos con nuestro mandato, si lo que querían era amedrentarme. Uno pisa muchos pies en su función, sobre todo cuando lo hacemos con compromiso, y eso molesta”, afirmó Solana.