Jorge acordó con Scioli la creación de Consejo Regional

El gobernador de La Pampa, Oscar Mario Jorge, y su par de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, firmaron ayer en la Capital Federal un convenio con la finalidad de crear un Consejo de Seguridad Regional y acordar un protocolo de acciones para la producción de “inteligencia criminal, despliegue operativo y utilización de recursos tecnológicos, para definir acciones de coordinación y colaboración mutua de ambos estados”.
El acuerdo tendrá vigencia “dentro de los marcos legales de cada provincia, de manera tal de fijar la continuidad de una estrategia policial en la región”.

Términos del convenio.
El convenio establece en primer lugar la necesidad de crear el Consejo de Seguridad Regional, que estará conformado por los ministros con competencia en la materia, las máximas autoridades de la Policía y los asesores que cada parte designe.
Serán sus funciones “coordinar las acciones a los fines que las provincias, a través de sus policías, planifiquen, coordinen y ejecuten, en su respectivo ámbito territorial, las medidas de disuasión pertinentes, las acciones ante la consumación de hechos delictivos que ocurran especialmente en la zona limítrofe existente entre cada provincia, sin perjuicio de conformar y mantener actualizada la situación de inteligencia criminal sobre hechos delictivos cuya perpetración se conozca y se consideren interjurisdiccionales, como los que resulten acaecidos en una u otra jurisdicción y puedan tener impacto en la restante”.
Asimismo, el nuevo consejo “deberá establecer un dispositivo preelaborado para la cobertura en puntos geográficos que se determinarán y mantendrán con carácter secreto, fuera del ámbito de los responsables de los operativos policiales, para accionar en los casos que se determinen”.

Observatorio Criminal.
A tal efecto se conviene la creación de un Observatorio Criminal Regional en el que, además de centralizar la información, “se considerará, evaluará y volcará el trabajo de los puestos fijos, camineros, brigadas de investigaciones, seguridad rural, toxicomanía, sustracción de automotores y demás unidades policiales especiales, analizando el producido con el propósito de detectar eventuales acciones criminales y anticipar mecanismos de disuasión”.
El Consejo de Seguridad Regional se reunirá mensualmente en forma alternada en el territorio de cada una de las provincias involucradas, sin perjuicio de aquellas reuniones que se dispongan entre los jefes de unidades de orden público limítrofes, los que oportunamente producirán los informes respectivos a la superioridad.
El Observatorio Criminal Regional propiciará, además de la actualización de la información, la comunicación fluida y permanente durante las 24 horas del día, a través de los distintos canales disponibles, para mantener la situación operativa actualizada, la respuesta recíproca, conviniendo las modalidades de trabajo, la coordinación de acciones conjuntas y la adopción de sistemas de seguridad electrónica en puestos camineros limítrofes.

Sistemas de alarma.
Con carácter secreto se establecerá el sistema de alarma ante la comisión de ilícitos relevantes tales como homicidios, robos calificados -particularmente en la modalidad piratería del asfalto- delitos del ámbito rural contra las personas y los bienes, fuga de detenidos, tráfico de drogas, armas y explosivos, y todo otro delito que requiera del apoyo e intervención de fuerzas policiales de extraña jurisdicción.
Ante la perpetración de algunos de los delitos mencionados, el Comando Regional en cuya jurisdicción se hubiere consumado el hecho, informará a la otra policía, requiriendo poner en práctica los mecanismos acordados.