Jorge le pidió al vernismo que modifique la ley

La pelea política entre el gobernador Oscar Mario Jorge y los diputados provinciales del vernismo tuvo ayer un impasse. La reunión que el mandatario mantuvo con dos de ellos, el jefe del bloque, Daniel Lovera, y Pedro Saúl Etchalus, sirvió para acercar posiciones en torno a la aplicación de la ley de regalías hidrocarburíferas, que coparticipa el 20 por ciento de los fondos provenientes de esos recursos entre las municipalidades y las comisiones de fomento.
El conflicto se originó a partir de la postura del vernismo, acompañada por el Frepam, de aprobar la ley a pesar de la resistencia del Poder Ejecutivo, a tal punto que el gobernador la vetó y los legisladores la ratificaron con el respaldo de más de los dos tercios del cuerpo. Ello obligó a Jorge a promulgarla y ponerla en vigencia a partir del 1 de enero.
Sin embargo, el gobernador no se quedó quieto y amenazó en más de una ocasión -la semana pasada, con más firmeza- con plantear la inconstitucionalidad de la norma por entender que viola el artículo 68, inciso 13, de la Constitución provincial, que señala que la Cámara de Diputados “en ningún caso podrá votar aumentos de gastos que excedan el cálculo de recursos”.
Ante una situación tan tirante, el pedido de reunión de Lovera -un dirigente muy cercano al senador Carlos Verna y más dialoguista que otros pares- terminó siendo un bálsamo. El jefe de la bancada oficialista se levantó ayer en medio de la audiencia que se estaba celebrando en el recinto de la Legislatura por el juicio político al procurador Mario Bongianino. En principio no llamó la atención porque en ese momento habían sido varios los diputados que se levantaron de sus bancas para retirarse por unos instantes. Pero el paso de los minutos, y que al rato Etchalus hiciera lo mismo, prendió las alarmas.
Lo cierto fue que en ese momento Lovera recibió el llamado que estaba esperando y, junto a Etchalus, fueron a ver a Jorge. ¿Qué se habló en el cónclave? Hubo una negociación y las dos partes aceptaron ceder posiciones, aunque ninguna dio información. “No puede salir en los diarios antes de que lo hablemos entre nosotros. ¿Cuándo nos juntaremos? Mañana (por hoy) comenzaremos a conversar del tema”, indicó anoche una fuente de la Línea Plural.
No obstante los tiempos se aceleraron, a tal punto que se conoció un dato que sirvió para demostrar la trascendencia de la charla: varios diputados viajaron anoche a General Pico para ir definiendo la respuesta que le darían hoy a Jorge. Allí los habría estado esperando el propio Verna.

Moneda de cambio.
La ley dice textualmente que el gobierno coparticipará “el 20 por ciento neto del Impuesto al Valor Agregado (IVA), entre todos los municipios y comisiones de fomento”, y un 5 por ciento más va a las comunas en cuyos ejidos se
realicen actividades de explotaciones hidrocarburíferas.
Jorge, hace un tiempo, cuando la decisión del vernismo de impulsar la norma recién nacía, había propuesto que el porcentaje fuese del 6 con el argumento de que sino se desfinanciaría a la provincia y se resentirían servicios públicos esenciales (salud, seguridad, educación). Pero no fue escuchado y los diputados avanzaron con el proyecto propio.
En la reunión de ayer -anticipada por LA ARENA en la edición de la víspera- el mandatario le pidió al vernismo que modifique la norma. En ese punto surgieron dos versiones.
Una de las versiones señaló que el planteo del Ejecutivo está fundado en que el IVA, por ser un impuesto nacional, tendría asignaciones específicas y no podría distribuirse totalmente entre las comunas.
La norma establece taxativamente que los municipios deberán destinar el 70 por ciento de los fondos, como mínimo, a inversiones de capital, obras de infraestructura y/o emprendimientos productivos; y el 30 restante, como máximo, en erogaciones corrientes (libre disponibilidad).
La otra versión habló directamente de un toma y daca político en el que Jorge solicitó directamente una reducción de la alícuota aprobada. Por eso hubo voces que aventuraron que -si las negociaciones llegasen a buen puerto- el porcentaje podría bajar del 20 a entre el 12 y el 14. La moneda de cambio que Jorge le entregaría al vernismo sería no ir al Superior Tribunal de Justicia por la inconstitucionalidad. Incluso una alta fuente gubernamental confió ayer que el recurso legal ya está escrito y preparado y que su presentación depende de lo que los diputados plurales respondan hoy.
En la decisión de Jorge de renunciar a la vía judicial habría influido, más allá del respaldo que recibió del casi medio centenar de intendentes que están encolumnados detrás suyo, que muchos de ellos ya anunciaron que adherirán a la ley. Ocurre que si no lo hacen, no pueden cobrar las regalías.