Joven accidentado despertó y hoy volverá a ser operado

LEONEL RODRIGUEZ VILA, HERIDO EN EL CHOQUE DEL SABADO

Leonel “El Melli” Rodríguez Vila, el futbolista de 30 años, oriundo de Arata, que resultó gravemente herido a raíz del tremendo choque ocurrido el sábado a la mañana en la Ruta 1, evoluciona de manera favorable y fue trasladado a una sala común del hospital Gobernador Centeno de General Pico. La información fue confirmada ayer por familiares y fuentes sanitarias a LA ARENA.
Leonel era uno de los ocupantes del Chevrolet Agile que manejaba Rubén Darío “Taty” Santillán, el futbolista del Deportivo Quemú Quemú, que perdió la vida minutos después del choque protagonizado con un Renault 9 donde iban los hermanos Matías y Adrián Cuadrado de Miguel Cané.
Rodríguez Vila fue el único que sobrevivió al tremendo impacto pero fue trasladado al hospital Gobernador Centeno de General Pico donde fue operado en dos oportunidades. En el rostro le dieron 35 puntos y las partes más complicadas eran las óseas. Su estado al llegar al hospital era muy delicado.

Evoluciona.
Toda la comunidad del norte de La Pampa, y del ambiente del fútbol regional y el deporte en general, se movilizó ante la noticia ya que tanto Santillán como Rodríguez Vila eran dos conocidos jugadores de fútbol desde hace mucho tiempo.
Afortunadamente, Leonel, que vive en Quemú Quemú, tras graduarse en la educación superior en Córdoba, salió bien de las operaciones y ahora resta una nueva intervención en el fémur que será llevada a cabo este martes en el centro asistencial de Pico. La buena noticia es que en las últimas horas despertó y fue derivado de Terapia Intensiva a una sala común.
Familiares y amigos iniciaron una campaña por las redes sociales, y hasta encabezaron pedidos en varios partidos, para que “el Melli” se recupere pronto tras una tragedia que enlutó al menos a dos familias.

El choque.
Los automóviles que colisionaron iban en direcciones contrarias, con el Chevrolet desplazándose hacia el sur y el Renault hacia el norte. A la altura del kilómetro 125 se produjo el impacto que fue de frente y sobre el lateral derecho de ambos rodados. El automóvil de Santillán luego del golpe giró sobre sí mismo hasta quedar sobre la banquina con su parte delantera apuntando al noreste y evidentes destrozos. En el interior quedó atrapado el conductor que murió en el lugar y Rodríguez fue socorrido poco después por el personal médico y trasladado a esta localidad.
El Renault recibió el impacto y terminó ubicado junto a la ruta con su parte frontal en dirección al sureste. Matías Cuadrado fue despedido del habitáculo y cuando llegó la policía aún estaba consciente, en pocos minutos fue trasladado al hospital piquense e ingresó a quirófano, pero falleció pocas horas después. Su hermano Adrián quedó atrapado entre los hierros y murió en el lugar del siniestro.