Juez movió la causa de Skanska

La causa Skanska, cuya prueba original liga a la obra del Acueducto del Río Colorado con el presunto pago de coimas, volvió a agitarse ayer en los tribunales porteños de Comodoro Py. El juez federal Sebastián Casanello admitió un planteo del fiscal Carlos Stornelli y pidió a la Cámara Federal que determine si corresponde reabrir la investigación y revocar los sobreseimientos que beneficiaron a todos los imputados en la causa que investigó el pago de sobornos para la ampliación de los gasoductos norte y sur durante el gobierno de Néstor Kirchner.
El magistrado declaró procedente un planteo del fiscal del caso, Carlos Stornelli, hecho después que la Cámara Federal de Casación declaró la validez como prueba de la grabación de una conversación telefónica en la cual el auditor de esa empresa reconocía el pago de “comisiones indebidas” a funcionarios argentinos para obtener obra pública, según el fallo firmado en la víspera.
Casanello, que investiga la causa madre, derivó el expediente a la Cámara Federal para que, a la luz de esta nueva evidencia, revise su decisión de cerrar la causa por inexistencia de delito, revocar los procesamientos y sobreseer a todos los acusados.

Sobornos.
En la causa se investigó el pago de sobornos por parte de la empresa sueca Skanska para ser beneficiada en la adjudicación de las obras para la ampliación de los gasoductos Norte y Sur. El 10 de noviembre de 2011, cuando Casanello era secretario de ese tribunal, la Sala I de la Cámara Federal porteña cerró la causa, revocó todos los procesamientos y sobreseyó a los por entonces imputados al considerar inválida como evidencia esa grabación telefónica.
Sin embargo, en abril pasado, Casación, el máximo tribunal penal del país, revocó esa decisión y declaró la validez como prueba de la grabación de la conversación y, en base a esto, Casanello requirió a la Cámara Federal que tome una nueva decisión.
La relación con nuestra provincia viene porque en aquella grabación, un alto directivo de Skanska le confesaba a un auditor interno de la firma, que la de los gasoductos no había sido la primera obra en que se pagaban sobornos en nuestro país. Antes, aseguraba, se había utilizado el mismo mecanismo ilegal en La Pampa, durante la construcción del acueducto que trae agua del río Colorado a Santa Rosa y otras localidades del centro sur provincial.

Compartir