Kroneberger va por la banca que tiene Marino en el Senado

SE RECALIENTA LA DISPUTA INTERNA EN LA UNION CIVICA RADICAL DE LA PROVINCIA

Se sabe que Marino quiere ser reelecto, pero no son pocos los que dentro del partido piensan que 18 años como senador son demasiado. Por ahora es Kroneberger el que salió a decir que quiere esa banca.
El diputado nacional Daniel Kroneberger salió a manifestar que quiere ser senador nacional a partir del 10 de diciembre próximo, con lo que tal vez se plantee una interna con el actual ocupante de esa banca -que se pone en juego en octubre próximo- Juan Carlos Marino. Éste no lo ha dicho expresamente, pero todos saben puertas adentro del radicalismo que viene insistiendo -y así se lo habría expresado al propio Torroba- que quiere ser reelecto en el cargo que ocupa desde hace 12 años.
Por eso serán semanas decisivas para el radicalismo provincial, porque tendrán que definir si harán la “gran coalición” de la que habla su principal referente hoy, incluyendo a Propuesta Federal o no; pero además se plantearán otras disputas intestinas, como por ejemplo la que se viene por los cargos nacionales. Daniel Kroneberger le anticipó a LA ARENA que quiere ser senador nacional.
-¿Por qué quiere ser senador?
-Porque creo que llegó el momento de dar un salto cualitativo en la política, y también poder contribuir a un proyecto que incluye cambiar de signo político en la provincia. Es el objetivo principal que debemos tener todos los radicales siendo la columna vertebral de un frente, teniendo la responsabilidad de representar al 60% de los pampeanos que no votaron en la última elección al partido justicialista.. Se necesita imperiosamente una alternativa superadora.
-¿Por qué considera que podría serlo?
-Siempre privilegié los intereses de la ciudadanía, y desde el Parlamento nacional venimos trabajando con responsabilidad y honestidad con la mirada puesta en las distintas problemáticas por la que atraviesan los pampeanos.
Por otro lado cuando he fijado un objetivo y me tocó exponerme ante el electorado he recibido un fuerte apoyo en las distintas contiendas electorales. No nos olvidemos que en 2005 me toco ir como candidato de la UCR y estuvimos a unos pocos votos de lograr el triunfo, superando al justicialismo en la capital provincial.
-¿Lo habló con Juan Carlos Marino, Francisco Torroba u otras autoridades partidarias?, ¿Qué dicen ellos?
-Lo he consultado y hablado con los amigos más cercanos, que son los que me dan el impulso para afrontar este objetivo, y también me han llamado varios dirigentes de distintas ciudades y pueblos para darme su apoyo.
– Marino dice que quiere seguir, que opina usted ¿se va a dirimir en internas?
-La verdad nunca escuche públicamente que Marino desee su reelección. De todas maneras
todo aquel que está en política tiene legítimo derecho a pretender ocupar un lugar, y yo en particular siempre trato de agotar la instancia del diálogo, y el beneficio para el partido por sobre todas las cosas. Pero en caso que no se logre un acuerdo, no existe ningún problema en resolverlo de la forma más democrática que existe que es a través de la interna en las PASO.
-¿Cómo ve el escenario nacional y el provincial?
-El panorama nacional todavía no está demasiado claro, se está produciendo un reacomodamiento de fuerzas políticas y candidatos. Creo que hay que esperar un tiempo y ver cómo reacciona la ciudadanía ante estos hechos. Lo que sí estoy convencido y se percibe en la gente es que quiere un cambio. Asumimos su armado como un desafío pero también como un compromiso de construcción ineludible. Tenemos claro que queremos consolidar una alternativa de gobierno para 2015 con generosidad y respeto por las diferencias. En la provincia sucede algo similar donde hay un fuerte reclamo de cambio, lo que está más claro que esto lo representa un sector muy definido, que es un frente teniendo como eje a la UCR. Vamos a demostrar que es una creencia conservadora y errada aquello de que el peronismo es el único en condiciones de gobernar. Vamos a consolidar y profundizar un espacio que priorice la igualdad, no sólo ante la ley, sino al acceso al bienestar.

Proyecto para jubilados.
El diputado nacional Daniel Kroneberger (UCR-La Pampa) presentó un proyecto para que todas las entidades bancarias y financieras encargadas de pago de haberes jubilatorios y pensiones cumplan con diversos requisitos para brindar mayor comodidad a los beneficiarios.
Pidió garantizar para el pago de jubilaciones y pensiones un horario mínimo de atención de ocho horas por día; contar con servicios sanitarios para ambos sexos y discapacitados; instrumentar las medidas necesarias para que las condiciones ambientales sean adecuadas y tener suficientes asientos para que todas las personas presentes puedan esperar su turno sentados.
“Este proyecto es originado en la necesidad de dar solución a los problemas generados por las largas demoras para los jubilados y pensionados y también para el público en general que concurre a las entidades bancarias a utilizar sus servicios”, comentó el diputado Kroneberger al fundamentar la iniciativa.
Siguiendo en ese sentido, agregó que “ello es ocasionado en el hecho de que no solo concurren los clientes del banco sino también los beneficiarios de planes sociales, subsidios, jubilaciones y pensiones y en muchos casos el personal bancario es insuficiente como así también sus instalaciones”.
Por último, el legislador nacional destacó que “la ley de Defensa del Consumidor y Usuario establece que se deberán garantizar condiciones de atención y trato digno y equitativo a los consumidores y usuarios y es en cumplimiento de esta ley la propuesta de esta iniciativa”.