“La carne que ingresa de Brasil es de vacas viejas”

FORTE DICE QUE DECLARACIONES DE MORALEJO "SON EXAGERADAS"

Durante una Jornada a Campo que realizó el Ipcva, el presidente de esta entidad sostuvo que el ingreso de carne desde Brasil sería por reglas del mercado.
El presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), Ulises Forte, dijo que permitir el ingreso de carne brasileña a nuestro país es “desde el punto de vista político, como tirar papel picado en un velorio”. Las declaraciones de Forte fueron realizadas durante una Jornada a Campo que el Instituto realizó la semana pasada en Embajador Martini, donde técnicos y especialistas convocados por el Ipcva compartieron herramientas con los productores que les permitirán pasar la inundación y recomponer el ciclo productivo cuando baje el agua.
En ese marco, Forte sostuvo al medio Infocampo que “si estás en una zona como ésta (por Martini), y leés esos títulos, te deprimís. Pero tampoco hay que exagerar como lo hizo el ministro de Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo, diciendo que esto es la muerte de la ganadería argentina”, detalló sobre los dichos del ministro, quien días antes había hecho referencia a la situación que se establece a partir de la importación de carne desde Brasil, argumentando que “esta apertura pone en riesgo a toda la ganadería argentina y mucho más los resultados económicos de las empresas o productores ganaderos, como así también de toda la cadena de valor”. Moralejo, además, había manifestado su preocupación dado que “ha sido una medida inconsulta con las provincias ganaderas del país”.

Carne para hamburguesas.
En cuanto al “intercambio” de carne argentina por brasilera, Forte aseguró durante la Jornada que “nosotros les vendemos ‘picanha’, que son cortes caros, y les compramos carne de vaca vieja que sólo va para insumo de la industria, así que no competimos en nada” y agregó que “técnicamente no es significante, porque el volumen es chico, la carne no va a ir a las góndolas porque no la compra nadie, y lo que estaría por entrar (aún no está operativo), sería carne para hamburguesas y chacinados, lo cual no es influyente”.
De todas maneras, Forte explicó que “estas son las reglas del mercado. No hay que ser ingenuo. Si nosotros le vendemos a Brasil la tapa de cuadril y a buen precio, algo vamos a tener que comprarles, aunque sea un caracú”, finalizó.

“Los productores están golpeados”.
La Jornada a Campo se desarrolló con la presencia de unos 300 productores, quienes pusieron atención en temas específicos de alto impacto, destacándose, manejo del agua, reservas forrajeras y parasitosis.
“Los productores están muy golpeados económicamente pero con el espíritu intacto”, sostuvo Forte y señaló además que “cuando el agua baje va a venir lo peor y los productores tendrán que trabajar fuertemente con el INTA para atravesar la coyuntura”. El ex diputado nacional por La Pampa expresó además que es menester encarar obras de infraestructura con los distintos gobiernos ya que “el productor que tiene un 50 por ciento de su campo bajo el agua tiene aún una parte productiva, pero necesita caminos para llegar”. “Cuando pasan estas catástrofes se gana la mitad de dinero, en el mejor de los casos, y se gasta tres veces más, por lo que también tiene que aparecer rápidamente el crédito”, agregó.
Finalmente analizó que “no se puede dejar esto en manos del mercado porque no queda ningún chacarero en pie y se cae la economía de los pueblos. Tampoco tiene que ser un ‘Estado bobo’. Es necesario que se otorguen créditos a largo plazo pero orientados y fiscalizados”.
Por su parte, Horacio Allochis, miembro del Consejo de la Administración de la Cooperativa Agropecuaria de Embajador Martini, aseguró que, dentro del panorama desolador, “lo bueno es que los productores de la zona no estaban endeudados y todavía no se cortó la cadena de pagos”.