La central atómica china usaría agua del Colorado

ALARMA EN LA PAMPA

Una polémica que empezó en la provincia de Río Negro y se extendió a Chubut, ya llegó a La Pampa. Se trata del proyecto alentado por el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck de instalar una planta nuclear en su provincia aprovechando la posibilidad de financiamiento de capitales chinos. Hay ocho posibles emplazamientos, uno de ellos en la localidad ribereña de Río Colorado, frente a La Adela. Para Espartaco Marín, el avance rionegrino sin consulta a ninguna provincia limítrofe “es preocupante” y a contramano de la tendencia mundial. Presentó un proyecto para rechazar la central.
La eventual instalación de la planta nuclear surge como resultado de la visita que el gobernador Weretilneck realizó al sureste asiático junto con el presidente Mauricio Macri. Uno de los tantos acuerdos que se firmó allí contempla la instalación de esta central nuclear, que de concretarse sería la quinta que tendría nuestro país después de Atucha I y II, Atucha III (en proyecto) y Embalse Río Tercero.
El primero que protestó por el proyecto fue el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, que zapateó porque uno de los lugares sería Sierra Grande, muy cerca de Península Valdes, uno de los sitios icónicos del turismo patagónico y declarado Patrimonio de la Humanidad. Das Neves se quejó del avance rionegrino y Weretilneck le respondió que así como él no se mete en la política chubutense, no le corresponde a Das Neves opinar sobre decisiones internas de Río Negro.
La polémica escaló de intensidad con la aparición de grupos ecologistas y el recuerdo de lo sucedido en Chernobyl y Fukishima.
Ayer, el contrapunto llegó a La Pampa. Lo hizo de la mano de un proyecto de declaración del diputado justicialista Espartaco Marín expresando la enorme preocupación que el proyecto genera en nuestra provincia, máxime que uno de los lugares que se menciona para la central es la localidad de Río Colorado, recostada sobre el río homónimo, justo frente a La Adela.

Mucha agua.
Según publicaron diarios rionegrinos y replicó Marín, durante la gira presidencial por el sudeste asiático, el gobernador Weretilneck firmó un acuerdo comercial en China para iniciar la construcción de una planta nuclear en su provincia. La construcción comenzaría en solo tres años aún cuando no está definido el lugar de su emplazamiento. Los medios de comunicación señalan con insistencia tres lugares prioritarios, aún cuando Weretilneck habló de ocho posibilidades.
Los lugares más mencionados son Río Colorado, General Conesa y Sierra Grande. En los dos primeros casos, están sobre un río -el Colorado en el primer caso, el Negro en el segundo- y en Sierra Grande a poca distancia del mar. Ello porque este tipo de centrales demanda una fuente de agua permanente para su funcionamiento, tanto en generación como para la refrigeración. Es por ello que las dos centrales Atucha están sobre el río Paraná, y Embalse Río Tercero lo hace sobre un lago de la provincia de Córdoba.