La comuna advirtió que “Autobuses cambió de actitud”

MAS CERCA DE QUEDARSE

En los últimos días las autoridades de la comuna local han advertido un cambio de actitud por parte de la empresa Autobuses Santa Fe, concesionaria del servicio de transporte público urbano de pasajeros. Aseguran que añadió los refuerzos que se le habían solicitado, sobre todo en las líneas 7 y 3 en los horarios pico, pero además realizó un cambio en su representante local, cuya impronta es de un mayor acercamiento al municipio.
Ayer, a través del área de prensa, la comuna informó sobre una reunión que se realizó en la mañana de la víspera entre autoridades locales, la empresa ASF y la Unión Tranviaria Automotor (UTA La Pampa), uno de los gremios que nuclean a los trabajadores de la compañía. En la misma se analizó la posible introducción de cambios en las líneas 1 y 7, entre otros asuntos.
Pero el de ayer no fue el primer encuentro, pues el jueves de la semana pasada ya habían estado conversando los mismos actores. Tanto esta reunión como la de la semana pasada fue solicitada por la propia ASF en conjunto con la UTA. La situación coincide con la llegada a la ciudad de un nuevo representante de la firma, Julio Beverinotti, a quien fuentes de la comuna ubican como el reemplazante de Carlos Biscari.

Refuerzos.
La reunión de ayer juntó al secretario de Obras y Servicios Públicos, Mario Cortina, de Gobierno y Seguridad, Román Molín, el director de Tránsito, Raúl Ochoa, y el subdirector de Control e Inspección de Servicios Públicos, Julio Llul, por parte de la comuna; Beverinotti y Sergio Vicente, por parte de la empresa, y José Oses, secretario general, José Alvarez, secretario gremial y Alejando Sosa, secretario adjunto, por la UTA.
En la comuna local analizan la actitud de ASF como un cambio de postura. “Nosotros no cambiamos ni un ápice de todo lo que les venimos planteando y sobre los controles y las multas que estamos aplicando por los incumplimientos. Lo que vemos es un cambio de actitud de parte de la empresa, que trajo los refuerzos que les solicitamos y que ha cambiado su representante y ha solicitado reuniones para trabajar en mejorar algunos aspectos del servicio”, explicó una fuente del municipio.
La lectura es que si en diciembre la empresa había ofrecido la rescisión del contrato, acuciada por los reclamos de los usuarios y el juicio perdido en torno a la falta de accesibilidad, ahora presenta una postura que demuestra más interés en quedarse y cumplir el contrato que irse.

Sanitarios.
Según se informó oficialmente, en el encuentro se analizaron los recorridos de las líneas 7 y 1 para realizar pequeñas modificaciones que optimicen el servicio, se coordinaron ubicaciones de paradas, se evaluó la necesidad de mejorar los trabajos de reparación y mantenimiento de calles por las que circula el servicio, fundamentalmente las de tierra, y se renovó el acuerdo entre partes en torno a la instalación de sanitarios en distintas paradas.
A su vez, las partes acordaron la creación de una comisión de consulta permanente entre la Municipalidad de Santa Rosa y la empresa, para “la atención de problemas que surgen diariamente, agilizando la solución de los mismos”. De hecho hoy se realizará una nueva reunión, pero con una característica especial: funcionarios, representantes de la empresa y del gremio recorrerán con un micro los sectores conflictivos respecto del estacionamiento del micro o la ubicación de las paradas.

Compartir