La conmovedora carta de la mamá de Andrea López 13 años después

CUMPLEAÑOS CON DOLOR

“Cada vez me cuesta más levantarme, pero sé que vos donde estés me das la fuerza que necesito. Te siento, te escucho decirme: ‘Viejita, no aflojés’. Cada vez duele más”. El pasado martes Andrea López hubiese cumplido 39 años, una ausencia imposible de disimular y que su mamá, Julia Ferreyra, decidió recordar a través de una carta que rápidamente se difundió por las redes sociales.
Andrea López fue asesinada en febrero el año 2004 por el ex boxeador Víctor Purreta, quien fue condenado a 18 años de cárcel por el femicidio. Desde entonces, el cuerpo de la joven sigue desaparecido.
“Recuerdo tu nacimiento cuando la doctora me dijo ‘es una nena hermosa’. Mi primera hija mujer. Ya tenía dos hermanos varones. Te criaste con tanto amor, el cual nunca te faltó. ¡Lo traviesa e inquieta que fuiste! Eso hoy me saca una sonrisa. Tu primer día en el jardín, tu recorrido por la primaria. La adolescencia sentada escribiendo poemas con tu música que no podía faltar y ya mujer fuiste un ejemplo de hija. Nunca tuve problemas. Fuiste maravillosa siempre con una sonrisa en tu rostro”, dice el primer párrafo de la carta.
“Enfrentamos la enfermedad de tu papá. Se nos fue. Un dolor que afrontamos juntos. Me ayudabas con tus hermanos más chicos. Pasaste a ser como su segunda mamá. Ibas a sus actos, a las reuniones de padres, a la entrega de boletines. Estabas presente para que pudiera irme a trabajar tranquila”, agregó Julia.
Y luego hace una mención al hombre que terminó con la vida de su hija. “A la hora de formar tu familia te equivocaste de persona. Lloraba a la par tuya cada vez que venías. Lloramos juntas el día que diste a luz a tu hermoso hijo, el cual hoy lo tengo conmigo. Estarías muy orgullosa del hombre que es hoy, en cada sonrisa, en cada gesto, o incluso cuando se enoja, te veo a vos mi amor”.

“No aflojés”.
En otro párrafo Julia hace referencia al día en que su hija hubiese cumplido 39 años. “Andrea, hija querida, en cada cumple tuyo, en las fiestas estás presente, te llevo conmigo a donde quiera que vaya. Tengo el alma destrozada. Cada vez me cuesta más levantarme, pero sé que vos donde estés me das la fuerza que necesito. Te siento, te escucho decirme: ‘Viejita, no aflojés’. Te sueño en mis brazos, mi amor, siempre serás mi luz”.
“Hoy cumplirías 39 años. Sé que estás junto a Dios, porque eras un ser maravilloso. Cada vez duele más y cada día te extraño más, mi vida”.