La Corte pide informes por el Tapón y el comité de cuenca

CUENCA DEL DESAGUADERO

La Corte Suprema de Justicia de la Nación se metió de lleno en las disputas por el manejo de los ríos interprovinciales y en un mismo día requirió información al gobierno nacional, al Coirco y a las provincias sobre el estado de esos cursos y las gestiones realizadas. En un caso, se trata de una causa iniciada por La Pampa; en el otro, el amparo que presentó Buenos Aires por el Tapón de Alonso.
El primero de los pedidos está dirigido al gobierno nacional y se concretó en le marco del amparo que presentó La Pampa en los primeros meses del año para lograr la conformación del comité de cuenca del río Desaguadero – Salado – Chadileuvú – Curacó. En este caso, y con la firma del presidente Ricardo Luis Lorenzetti, y de los vocales Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, la Corte le pidió al gobierno nacional que en no más de cinco días le confirme si es cierto que convocó a una reunión de gobernadores para el 22 de diciembre con vistas a conformar el órgano administrativo de esa región hídrica.
La Corte hizo este pedido en el marco de la causa “La Pampa, provincia c/Estado nacional s/amparo – comité de cuenca” y a raíz de la información publicada por varios medios de comunicación pampeanos, LA ARENA entre ellos. La consulta textual es “si ha convocado a las provincias interesadas a la reunión de constitución del comité del Sistema Hídrico del Río Desagaudero para el 22 de diciembre del corriente año”.
La respuesta que deberá dar el Ministerio del Interior, en este caso la Subsecretaría de Recursos Hídricos, es que sí lo hizo, ya que la notificación oficial a los gobernadores se conoce desde hace varios días, y ello es lo que reflejaron los diarios.
Evidentemente, lo que no hizo la Subsecretaría fue dar parte de ello a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde La Pampa presentó a fines de junio un recurso de amparo para lograr en la instancia judicial lo que no había avanzado hasta ese momento en la instancia política. Ahora deberá cumplir con ese formalismo.
Unos días después, la presentación judicial pampeana logró un explícito apoyo de las provincias de Río Negro y Buenos Aires, cuando en los amparos que presentaron por el Tapón de Alonso, coincidieron en la necesidad de crear ese órgano de gestión.
En lo político, Nación convocó a un primer encuentro por el Desaguadero para hace un mes, pero los supuestos problemas de agenda de algunos gobernadores obligaron a postergarla para fin de año. Finalmente, Recursos Hídricos le puso fecha del 22 de diciembre y lo comunicó a todas las provincias de la cuenca.
Sin lugar a dudas, la intervención de la Corte Suprema meterá una fuerte presión a los gobernadores y funcionarios nacionales, que ahora no podrán recurrir a excusas livianas para esquivar el encuentro.

Tapón de Alonso.
El segundo pedido, firmado por los mismos jueces, tiene que ver con el amparo que presentó Buenos Aires ante la negativa pampeana a frenar el avance del río Curacó hacia el Colorado, una situación que preocupa a esa provincia y a Río Negro por la salinización que produciría en el río norpatagónico.
En este caso, la consulta de la Corte está dirigida a las provincias de Buenos Aires, Río Negro y La Pampa, al Comité Interjurisdiccional del Río Colorado, y a la Subsecretaría de Recursos Hídricos del gobierno nacional. Apunta a que le informen “los registros de altura, caudal y conductividad, en lo que respecta a la probabilidad de activación del río Curacó -según los afluentes que lo alimentan-, y a la posibilidad de ingreso de agua del Sistema Desaguadero – Salado – Chadileuvú – Curacó al Río Colorado”.
Ahora, las provincias y los organismos disponen de cinco días para responder a los jueces la información solicitada.
Buenos Aires presentó su amparo ante la negativa del gobierno pampeano a cerrar el terraplén que frena el río Curacó en el campo del señor Alonso, al sur de Puelches, conocido por ese motivo como Tapón de Alonso.
En este momento, el avance de las aguas se detuvo al frenarse la creciente, pero el deshielo de primavera podría activar los cauces con fuerza nuevamente.