La CPE se niega a pagar un tarifazo municipal del 1.100%

LA NUEVA ORDENANZA TARIFARIA SUBIO DE 0,80 A 27 PESOS POR MES LA TASA POR ACOMETIDA

La Cooperativa Popular de Electricidad (CPE) de Santa Rosa lleva dos períodos sin pagarle a la Municipalidad de Santa Rosa la tasa por uso del espacio aéreo. El Consejo de Administración tomó la decisión tras la indignación que provocó en la entidad el aumento que recibieron en la tasa por uso del espacio aéreo que subió un 1.100% en cuanto a las acometidas domiciliarias (el cable que va desde la red al pilar) y alrededor de 800% en el tendido propiamente dicho.
“Es un tarifazo inaceptable. Esto es Aranguren”, vociferaron en la cooperativa cuando vieron que lo que antes pagaban a 80 centavos ahora pasaba a 27 pesos. Juan José Aranguren es el ministro de Energía de la Nación, uno de los funcionarios más cuestionados en el gobierno nacional por el desproporcionado aumento que intentó aplicar en las tarifas del gas natural que, en algunos lugares, osciló entre 1.600 y 2.000 por ciento.

Red actualizada.
El Concejo Deliberante aprobó la Ordenanza Tarifaria 2016 sobre finales del mes de mayo. La iniciativa impulsada por el intendente Leandro Altolaguirre, urgido por mejorar la recaudación, recibió el apoyo de los concejales de todos los bloques. En la cooperativa recibieron la factura con el “aumentazo” poco tiempo después y pusieron el grito en el cielo.
La bronca fue mayor, según aseguran en la CPE, porque poco antes habían accedido a un pedido de las autoridades municipales de actualizar la cantidad de kilómetros de redes que poseen en la ciudad. De esa forma, la comuna ya iba a recibir una recaudación mayor por la tasa, cuyo único contribuyente es la entidad solidaria puesto que ni las telefónicas, ni las compañías de televisión por cable la tributan.
Desde la CPE aseguran que llevaban seis años o más sin actualizar los kilómetros de red, sobre todo en cuanto al tendido de los nuevos barrios. Conocedores de la situación delicada de las cuentas del municipio, la cooperativa aumentó un 30% la cantidad de redes declaradas. Inmediatamente después, el municipio les aplicó el tarifazo.

Ajuste razonable.
Apenas vieron las cifras del incremento, entre fines de julio y principios de agosto, se comunicaron con la comuna para informarles que no iban a pagar y les pidieron que fueran razonables y ajustaran la tasa. “Hasta tanto no lo hagan no vamos a pagar el espacio aéreo”, advirtieron desde la entidad de la calle Raúl B. Díaz. Incluso les plantearon que si insistían iban a salir públicamente a acusarlos de actuar como Aranguren, quien tuvo que dar marcha atrás con los aumentos tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Actualmente, la comuna acumula una deuda que supera los dos millones de pesos. Hace una semana, en absoluto silencio, la cúpula de la CPE se reunió con el intendente Altolaguirre y el secretario de Hacienda, Luis Evangelista. Desde la entidad solidaria insistieron en que si bajaban la tasa a una cifra adecuada, contaban con el dinero para girarlo de inmediato, lo cual, además, solucionaría una parte del dolor de cabeza que el intendente tiene con el pago de la suma fija que no puede afrontar porque no tiene los 4 millones de pesos necesarios.
Desde la comuna aceptaron el convite y prometieron estudiar un sistema de pago diferido u otra alternativa. Fuentes de la entidad aseguran que están en un compás de espera para ver qué propuesta acercan desde la comuna.

Una millonaria deuda de Cablevisión
El 6 de septiembre pasado, este diario destacó en su portada que la comuna iba a iniciar la ejecución de una deuda cercana a los 8 millones de pesos que la empresa Cablevisión mantiene desde hace años con la comuna. La información había sido confirmada por el director municipal de Asuntos Jurídicos, Claudio Pérez de Laprida.
Según el funcionario, la empresa perteneciente al Grupo Clarín solo pagaba el 30% de lo que correspondía aun antes del último aumento de la tasa. El argumento de la cablera era que “el costo era desmesurado”.
“No quiero adelantar nada, pero la orden de ejecutar la deuda ya fue presentada. En gestiones anteriores, la comuna cambiaba por publicidad la tasa que la empresa debía pagar por el uso del espacio aéreo. Hoy las cosas cambiaron y tienen que hacerse cargo de lo que corresponde”, había añadido Pérez de Laprida, consultado por LA ARENA.
Durante todos los años que esa compañía no pagó, la CPE fue la única que pagó la tasa. Ya durante la gestión de Francisco Torroba en la intendencia, entre 2008 y 2011, la comuna y la cooperativa tuvieron fuertes diferencias, puesto que la tasa por uso de espacio aéreo comenzó a cobrarse también sobre las acometidas, aumentando considerablemente la cantidad de metros lineales sobre los que se calculaba el tributo.

Compartir