La crisis del Tapón forzó una cumbre de Gobierno de Coirco

LUEGO DE OCHO AÑOS SE CONVOCO A LOS MANDATARIOS

Sería a fines de este mes en Buenos Aires. El modesto dique del Curacó y la megarepresa del río Grande son los temas “calientes” de la agenda que tendrán los cinco gobernadores y el ministro del Interior.
Después de ocho sin hacerlo, el Consejo de Gobierno del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado volvería a reunirse en el transcurso de las próximas semanas, posiblemente antes de que termine septiembre. El órgano deberá analizar, y posiblemente tomar decisiones, sobre temas de fondo como la represa Portezuelo del Viento, en provincia de Mendoza, y el modesto Tapón de Alonso, en La Pampa. El conflicto pampeano con Mendoza por el Atuel también hará acto de presencia.
La última vez que se reunió el Consejo de Gobierno del Coirco fue en agosto de 2008 en la ciudad de Mendoza. Fue el día que los entonces gobernadores Celso Jaque y Oscar Mario Jorge firmaron el acuerdo que garantizaba un ingreso permanente del río Atuel al territorio pampeano, y que Mendoza hizo naufragar por su negativa a tratarlo en las instancias técnicas y políticas.
En aquella reunión, los gobernadores deliberaron en un anexo de la Casa de Gobierno mendocina bajo la presidencia de Aníbal Fernández, entonces ministro del Interior de la Nación y ante la presencia de la presidenta Cristina Fernández. Aquel encuentro dejó como decisión más importante la autorización para comenzar los estudios técnicos y ambientales en relación a la represa Portezuelo del Viento que Mendoza quiere levantar sobre el cauce del río Grande, en el sur de su territorio.
La autorización comprendía el visto bueno al inicio de estudios pero no implicaba una decisión final sobre la megaobra. En estos ocho años Mendoza ha avanzado en forma esporádica con estos estudios. La actual gestión, en manos del radical Alfredo Cornejo, puso gran parte de sus fichas en este proyecto y prácticamente una vez a la semana formula un anuncio en relación a él. De hecho, en la visita que hace dos meses realizó a la Casa Rosa, el mandatario cuyano entregó una carpeta con el anteproyecto técnico de la obra que el presidente Mauricio Macri aprobó y ordenó darle prioridad.
El Consejo de Gobierno del Coirco está integrado por los cinco gobernadores de las provincias ribereñas del río Colorado (Mendoza, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires) con la presidencia a cargo del ministro del Interior de la Nación.
Cuando se concrete el encuentro, se sabrá si Mendoza terminó los estudios que estaba adeudando o aún faltan concluirlos. Según han publicado medios de comunicación mendocinos, Cornejo irá al encuentro con la intención de apurar la aprobación final a la obra y pasar a la etapa de gestión de fondos para su concreción.

Tapón.
El tema candente que, sin lugar a dudas, forzó la cumbre es otra obra para contener un río, aunque en este caso en territorio pampeano y en las antípodas de la megarepresa de Portezuelo del Viento. Es el denominado Tapón de Alonso, que tiene en estado de tensión a las tres provincias de la cuenca inferior del Colorado ante el riesgo de salinización de aguas y tierras que conlleva.
El Tapón de Alonso está ubicado en territorio pampeano y su función es contener la aguas del río Curacó. En este momento se encuentra abierto. Cuando la crecida del Salado Chadileuvú llegue hasta allí, las aguas avanzarán hacia el Colorado y afectarán su calidad.
Buenos Aires y Río Negro reclaman que La Pampa lo cierre, pero La Pampa exige una discusión integral del tema. El conflicto tiene como saldo positivo que esas dos provincias se han sumado al viejo reclamo pampeano de constituir comités de cuenca y analizar estos temas en esos ámbitos.

Ahora sí.
La novedad más reciente en el ámbito del Coirco es que ya está publicado el decreto presidencial que designa al rionegrino Horacio Collado como nuevo titular del comité ejecutivo del Coirco, cargo que hasta hace unos días desempeñó el pampeano Miguel Boyero.
El encuentro en Buenos Aires representará el debut formal del rionegrino como titular de la mesa ejecutiva, que también se reunirá en esa fecha.
Días atrás, LA ARENA se comunicó con Collado quién declino hacer manifestaciones públicas por no haberse oficializado aún su nombramiento al frente del comité ejecutivo.

Amenazan los regantes.
Dos representantes de la Fundación Chadileuvú, Jorge Tullio y Wálter Cazenave, participaron el miércoles de la asamblea de regantes bonaerenses que deliberó en la localidad de Pedro Luro para analizar la situación con el “Tapón de Alonso”.
Según informó la Fuchad, la exposición del representante de Buenos Aires en el Coirco “fue clara, pero adjudicando a La Pampa un papel negativo y malintencionado dentro del problema”, lo que provocó entre los presentes “un clima nada favorable” hacia nuestra provincia.
“Los enviados pampeanos corrigieron algunos errores conceptuales del expositor destacando que el problema radica básicamente en el manejo irracional de la cuenca y la imperiosa necesidad de crear un comité que la maneje como única solución permanente al problema”.
La propuesta de los representantes pampeanos, aceptada por parte de la asamblea, fue que los regantes se entrevisten con el gobierno pampeano para solucionar el problema, pero que también apoyen en forma efectiva la constitución del comité de cuenca para el Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó y quede de lado la idea del territorio pampeano como área de sacrificio. Otra parte de la asamblea solicitó la inversión del orden de esas acciones.
“Los regantes aguardarán un par de semanas hasta ver si el agua alcanza Puelches. Si se diera el caso pasarían a medidas de fuerza”, advirtió la Fuchad. “Comprendieron, sin embargo, que el tratamiento del problema requiere una integralidad que amerita la creación del comité de cuenca”.
Otros temas que surgieron en la asamblea fueron la construcción de Portezuelo del Viento y el trasvase Negro-Colorado.

Río Negro demandó a La Pampa.
La provincia de Río Negro presentó una demanda contra La Pampa ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por la apertura del denominado Tapón de Alonso, una decisión que según el gobierno de la vecina provincia genera una alta salinidad en el río Colorado afectando el consumo humano y las actividades productivas.
La presentación fue realizada por el fiscal de Estado, Julián Fernández Eguía, por disposición del gobernador Alberto Weretilneck. La demanda se interpuso en el marco de los artículos 41, 43 y 127 de la Constitución Nacional, en procura de una solución preventiva al conflicto y solicitando a la Corte Nacional su mediación al respecto, según se publicó ayer en el sitio oficial del gobierno rionegrino (www.rionegro.gov.ar)
La demanda se inició “a raíz de la decisión unilateral de la vecina provincia de proceder a la apertura del cierre del bañado del río Curacó (conocido como Tapón de Alonso), así como el bloqueo del paso natural de las aguas de ese curso de agua hacia la Laguna La Amarga, que generaría la descarga de aguas con alto nivel de salinidad en el río Colorado, impidiendo su uso para para consumo humano y el riego de áreas productivas”.
En la presentación se solicitó también una medida cautelar ordenando a La Pampa el cierre inmediato del bañado del Curacó (Tapón de Alonso), y que se ordene realizar las obras de derivación de las aguas hacia la Laguna La Amarga, retirando los cerramientos colocados en fecha reciente.

“Mal manejo”.
Weretilneck había adelantado en la semana que iría a la Corte. Weretilneck. “Esta decisión de La Pampa de dejar llegar las aguas salinas del río Curacó al Colorado nos perjudica enormemente. A la salinidad que habitualmente posee el río Colorado se suma una salinidad extra como consecuencia del mal manejo de ese cauce de agua pampeano”, señaló.
El gobernador explicó que esto deriva en una fuerte preocupación por las consecuencias “gravísimas” para el río Colorado y la zona productiva. Respecto a las relaciones con La Pampa, el mandatario provincial remarcó que “si bien mantenemos un buen diálogo con la provincia vecina, en situaciones como éstas no nos queda más opción que recurrir a la vía judicial. Defenderemos como corresponde la sanidad de nuestro río”.
La presentación se hizo el mismo día que finalizó en Santa Rosa el Parlamento Patagónico, un encuentro donde cuestiones como el Tapón de Alonso, la barrera sanitaria para el asado con hueso pampeano y la disputa por los ríos fueron los temas centrales de discusión entre vicegobernadores y diputados de las distintas provincias patagónicas. La provincia de Buenos Aires también presentó hace unos días una demanda similar ante la Corte para pedir por el cierre del Tapón.

Argumentos.
En su demanda, Río Negro señaló que “el río Curacó -que desemboca en el río Colorado- sólo se activa en épocas hidrológicas ricas. El problema radica en el altísimo nivel de salinidad que transporta el río Curacó, del orden de los 10 gr/lt de salinidad (como referencia se puede mencionar que el agua de mar tiene 3,5 gr/lt.) que si llega al río Colorado tornará imposible su potabilización para consumo humano y también para el riego, con la consecuente afección al derecho de los ciudadanos a gozar de un medio ambiente sano, así como el derecho a la salud”.
“La provincia de Río Negro -se agregó- reviste la condición de afectada directa, en su carácter de titular del dominio del recurso hídrico, al tiempo que actúa también en representación de los intereses de los ciudadanos rionegrinos, que verán afectado su derecho a vivir en un medio ambiente sano, y asimismo se verán privados de un servicio público esencial como lo es el agua potable”.
Finalmente, el Ejecutivo rionegrino afirmó que “el objetivo de la demanda es impedir el deterioro ambiental, la imposibilidad de uso del recurso hídrico y la afección al servicio público de provisión de agua potable que causaría la descarga de aguas con alto contenido de sales desde el río Curacó al Colorado”.

Compartir