“La discusión es con el gremio”

Luego del tradicional Tedeum que se llevó a cabo en la Catedral de Santa Rosa, el intendente santarroseño Leandro Altolaguirre habló con representantes de medios locales sobre el paro de los trabajadores municipales, tras una semana que incluyó protestas frente al edificio municipal y posteriormente dentro de las instalaciones comunales. También se refirió a las declaraciones del secretario general del SOEM, Gustavo Montiel, quien había dicho que “los empleados están esperando las disculpas públicas del intendente porque últimamente los ha atacado”.
“No me refería a los empleados, sino que la discusión tenía que ver también con el mismo gremio en donde, después de haber hablado con ellos, que le dimos la información -del pago desdoblado del aguinaldo- salieron con tono amenazante a anunciar el paro”, explicó el intendente.
“Las respuestas tienen que ver con el tono de las amenazas, pero creo que la relación es buena. El tema es la forma en la que nos expresamos unos y otros, el diálogo ha estado en forma permanente”, añadió el jefe municipal.
“Uno entiende que los empleados reclaman con derecho, porque el aguinaldo y el sueldo es un derecho, pero se tiene que entender que cuando no se tiene la plata no es que uno no quiera afrontar el pago o las obligaciones que tiene como gobierno. No teníamos formas de subsanar eso, además no recibimos el adelanto que habíamos pedido al gobierno provincial para poder pagar en tiempo y forma”, manifestó con relación a los pedidos de los empleados municipales.
Respecto al pago del sueldo anual complementario, el jefe municipal dijo que “como habíamos hablado se pagó desdoblado el aguinaldo. No porque no quisiéramos, sino porque no teníamos los fondos. Una vez que entrara la coparticipación íbamos a entrar en pago”.
Por otra parte, el intendente recordó que “en este momento nos encontramos en paritarias. Uno de los temas centrales que se está hablando es el pase a planta permanente de una parte de los 247 empleados que había quedado pendiente para agosto y otras cuestiones que tienen que ver con el funcionamiento normal del municipio”.

Sueldos embargados.
Altolaguirre informó que “durante la semana estuve reunido con la gente de Vialidad municipal, y plantearon que muchos de los empleados están endeudados en el Banco de La Pampa, porque sacaron los créditos personales y nunca contemplaron la tasa de interés que tenían y que se endeudaron con las tarjetas de crédito. Esto hace prácticamente que tengas el sueldo embargado, nosotros pagamos el sueldo, pero ellos casi no ven plata”.
A su vez, reconoció que “ellos dependían mucho de los adicionales y horas extras, y cuando me reuní con el gremio antes de asumir, que ellos se preocupaban por los adicionales y horas extras, les dije que lo más me preocupaba era que no estaban los recursos económicos para afrontar lo básico, que son los sueldos”.
“Encontramos un municipio en el cual se utilizó la tarjeta de crédito, y nosotros cuando lo recibimos se cortó ese crédito, porque esa confianza que tenían los proveedores, hasta el propio Estado, se cortó por esa deuda abultada” y aseguró que “tenemos una deuda de más de 200 millones de pesos”. Además recordó que durante este mes pudieron afrontar el pago de los sueldos y aguinaldos con recursos propios, mientras que “en diciembre, cuando llegamos, no teníamos ni para sueldos, ni aguinaldos y tuvimos que recurrir al gobierno provincial”.

“Olvidar diferencias por un día”.
El intendente Leandro Altolaguirre encabezó el multitudinario acto por el Bicentenario que se llevó a cabo ayer pasadas las 11 frente al edificio municipal. También estuvieron presentes el rector de la UNLPam, Sergio Baudino, el diputado nacional y exintendente Francisco Torroba y el diputado provincial Martín Berhongaray. Hubo suelta de palomas y un colorido desfile cívico militar. Finalmente, la agrupación Pampa y Caldén, deleitó bailando el Pericón Nacional.
“Es una verdadera celebración el acto de firma de Independencia”, expresó Altolaguirre frente a los concurrentes, tras lo que pidió “olvidar las diferencias por un día”. Posteriormente, una alumna de nivel primario leyó un poema y se realizó una suelta de palomas. Por otra parte, el lonko ranquel Fermín Acuña también hizo uso de la palabra. “Esperamos nuestro reconocimiento del pueblo argentino”, se esperanzó.
La Décima Brigada Mecanizada, el Regimiento Mecanizado Seis, la Compañía Histórica Mecanizada 12, grupos de Skouts, el Pueblo RankulChe, junto a las banderas de varias colectividades, el Club de autos antiguos y centros Tradicionalistas Gauchos de Santa Rosa y pueblos del interior, marcharon y desfilaron frente al palco principal y ante la mirada de todo el público. El Pericón Nacional fue presentado sobre el final del acto por el grupo Pampa y Caldén.

Una vigilia en Avenida San Martín.
Una gran cantidad de vecinos de Santa Rosa se reunieron a las 23.30 del viernes en la Avenida San Martín y Gil para recibir el 9 de Julio al grito de “¡Viva la Patria!” por el bicentenario.
Tras la convocatoria del toque de trompeta ejecutado desde el balcón del Concejo Deliberante, realizado por uno de los miembros de la banda “Capitán Tocagni”, 36 músicos salieron a la calle desde las puertas de la alegórica Casa de Tucumán, representada sobre Avenida San Martín 84, para compartir vivas a la Patria y ejecutar el Himno Nacional Argentino, dando marco a las palabras que rememoraron aquel 9 de julio de 1816 y a la lectura de la Declaración de la Independencia, tras lo cual un gaucho, portando la bandera nacional, gritó el “¡Viva la Patria!” que fue replicado por todos los vecinos presentes.
Los actos prosiguieron ayer a las 11 en la plaza San Martín con la ceremonia oficial. A las 14, siempre en la Plaza San Martín, se habilitó la feria “Artesanías para el Bicentenario”, para luego dar paso al programa de “Música para el Bicentenario” con la presentación de “Los de Quenumá”, Javier Puebla, Nieves Cabral, León Gamba, el Cuerpo Estable Municipal de Danza Folclórica de Adultos y Malabaryarte, mientras que a las 20 en el Teatro Español y como broche de oro se llevó a cabo la “Velada de Gala del Bicentenario”, con la presentación de cantantes solistas líricos del Teatro Colón de Buenos Aires.

“Las provincias continúan su lucha”.
El vicegobernador Mariano Fernández encabezó ayer en Quemú Quemú el acto central en la provincia por el Bicentenario de la Independencia. “Nosotros somos una provincia joven, nacimos mucho después de la declaración de la independencia, pero somos parte de aquellas luchas independentistas como integrantes del territorio nacional que buscaba una identidad propia”, aseguró el funcionario en su discurso.
Junto a Fernández (reemplazó al gobernador Carlos Verna, en Tucumán), estuvo el intendente local Alfredo Fernández además de los ministros Daniel Bensusan (Gobierno y Justicia), Ricardo Moralejo (Producción), Martín Borthiry (Desarrollo Territorial), los secretarios Rodolfo Calvo (Asuntos Municipales), Liliana Robledo (Mujer), Adriana Maggio (Cultura) y Antonio Curciarello (Derechos Humanos).
También estuvo en el palco de autoridades el segundo comandante de la X Brigada Mecanizada, coronel Julio Raúl Pieroni, el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía, intendentes de localidades vecinas, el diputado nacional Daniel Kroneberger y diputados provinciales.
En el inicio, el jefe de tropas presentó la Agrupación Independencia al vicegobernador, al segundo comandante de la X Brigada Mecanizada y al intendente. Posteriormente, las autoridades hicieron la revista de tropas. A continuación, la Banda Militar “Capitán Tocagni” ejecutó el Himno Nacional.

Discurso.
Recordando las confrontaciones de ideas y la búsqueda de patriotas de un país con identidad propia, Fernández manifestó: “No fue fácil, se debió luchar con la palabra para alcanzar la unidad de criterio entre los 33 diputados que participaron del Congreso de Tucumán, eran hombres representantes de las antiguas provincias y regiones del viejo Virreinato del Río de la Plata, con intereses contradictorios y ambiciones personales. Varios de ellos buscando la preponderancia territorial y otros con la visión de alcanzar réditos políticos ocasionales”.
Fernández resaltó el esfuerzo patriótico de San Martín, Belgrano, Paso, Güemes y Rondeau, entre otros, que permitió el nacimiento de una nueva nación “integrada por todos los hombres de buena voluntad que quieran habitar suelo argentino”.
“Hoy, a 200 años de aquella declaración de Tucumán, no podemos dejar de reconocer que, en aquel momento como en tantos otros de nuestra historia, al pueblo se lo dejó de lado”, dijo el titular de la Cámara de Diputados quien puso ejemplos claros del malestar que causaba la independencia.

Derechos federales.
Tras mencionar que pasaron 37 años del 9 de julio de 1816 para alcanzar la Constitución Nacional, que enmarcara jurídicamente a la nueva nación en un acuerdo de provincias con principios federales e independientes entre estados provinciales en los papeles, el vicegobernador expresó: “Los intereses siempre presentes de sectores y entregadores hicieron de la nueva República Argentina un país federal en la burocracia pero dependiente casi exclusivamente del puerto central de Buenos Aires. Las provincias debatieron esa independencia y se levantaron en armas para defender su pertenencia”.
“Parece ser que la historia se repite; hoy las provincias continúan la lucha por sus derechos federales en procura de insertarse en el contexto nacional. El centralismo y la dependencia del puerto, pone a las provincias en un plano de desigualdad frente al distrito más rico de la Argentina. Desde esta joven provincia, con muy pocos habitantes y de gran conciencia nacional, pretendemos aportar nuestro pequeño grano para conformar una gran Nación”, concluyó.

Compartir