La empresaria Mosley continúa detenida

"SON 72 DENUNCIAS EN TOTAL"

La empresaria Paula Mosley, ex dueña de la empresa de viajes Etosha, sigue detenida mientras espera el juicio por la causa que se le inició el año pasado por haber estafado a decenas de clientes de su agencia. Hace dos meses, antes de la feria judicial, la fiscala Cecilia Molinari presentó la acusación que consta de “72 denuncias por estafas reiteradas en concurso real”. Después de haber pasado casi cuatro meses alojada en la Brigada de Investigaciones la empresaria goza del beneficio de la prisión domiciliaria y hasta el momento no ha solicitado un reexamen en esa medida de coerción.
En agosto del año pasado, Mosley fue acusada por más de 80 personas que le habían comprado paquetes de viajes al exterior que nunca pudieron realizar. La suma total de la estafa alcanza los 6.646.662,54 de pesos. Aunque después lo desmintió, el día en que la policía fue a allanar su casa, la mujer tenía las valijas armadas para irse del lugar: a los clientes ya les había advertido que no iba a poder cumplir con lo prometido. Con algunos acreedores (una mínima parte) llegó a un acuerdo. Con otros, quedó en deuda.
La defensa de Mosley, que encabeza la abogada Vanesa Ranocchia Ongaro, dijo en una de las audiencias que su clienta “cometió infinidad de errores, se endeudó con un mayorista en Buenos Aires con quien registra un importante saldo en cuenta corriente y en busca de ir cubriendo los viajes que había vendido con anterioridad, buscó liquidez ofreciendo paquetes sumamente promocionales que fueron el principio del fin”. Hasta hoy no se sabe qué hizo la mujer con el dinero. Tampoco se sabe cuándo se realizará el juicio.

Compartir