La FAA estima que las pérdidas son por más de $4.500 millones

HAY 600 MIL HECTÁREAS BAJO AGUA EN LA PAMPA

Por las inundaciones que azotan a gran parte de la provincia, el vicepresidente de la Federación Agraria advirtió que la situación del campo pampeano es “muy complicada”.
El vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, Ariel Toselli, aseguró que las pérdidas por las inundaciones registradas en la provincia de La Pampa superan los 4.500 millones de pesos y advirtió que hay actualmente 600 mil hectáreas bajo agua.
“La situación en La Pampa es muy complicada, pude sobrevolar la zona inundada en estos días y hay más hectáreas afectadas, porque el agua busca su cauce natural en forma desordenada. Hay casi 600 mil hectáreas bajo agua y cerca de 800 mil sin piso firme, donde es todo barro”, dijo Toselli, según la agencia Télam.
El dirigente rural pampeano señaló que “las napas también están a flor de tierra; subieron terriblemente como en el sur de Córdoba y en la provincia de Buenos Aires, cerca de General Villegas, lo que no permite la absorción del agua”.
También dijo que “hay mucha desesperación entre los productores porque esto sucede a 30 días de empezar una cosecha que venía muy bien, y ahora hay que esperar a ver si se acomodan los terrenos y si se puede recuperar algo, pero lo veo difícil. La red terciaria también está complicada, porque (los caminos) pasaron a ser arroyos”.

Pérdidas.
Sobre las pérdidas, Toselli afirmó que “se está haciendo un relevamiento” pero “se estima que hay más de 4.500 millones de pesos de pérdidas en el sector de la agricultura, la mayoría en maíz, soja y girasol y también se afectó la producción para la ganadería, más en esta época donde entramos en el invierno y se perdió todo el pasto”.
Por otro lado, el vicepresidente de la Federación Agraria explicó que las inundaciones generaron un perjuicio económico y productivo “muy importante” para la provincia, que se suma “a los incendios del verano” donde se quemaron casi un millón de hectáreas.
“Estamos soportando dos catástrofes climáticas que representan mucho y el parate ya se nota en los pueblos, en todos lados. De hecho, hay productores que desaparecen, aunque no tanto en La Pampa. En algunas zonas como en Córdoba, se cerraron 10 tambos, que no recuperas más. Es un golpe duro para el sector, un coletazo muy grande”, dijo.

Reunión.
“Tuvimos dos años completos sin producción en La Pampa, haciendo gastos. En algunas zonas hubo las inundaciones en marzo, después en septiembre-octubre, con pérdidas de 1.500 millones de pesos, pero no había ni un tercio de lo que hay ahora. Tenemos que ver cómo nos levantamos ahora”, añadió el directivo.
Toselli afirmó que los representantes de las provincias afectadas se juntarán con miembros del gobierno nacional para “comenzar a trabajar en el área de Hidráulica, para darle curso prolijamente al agua que hay en el sur de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe. Hay que invertir para las canalizaciones para evitar tanta pérdida de producción”.

Compartir