La llegada de Flybondi no sería inmediata

VUELOS BARATOS EN SANTA ROSA

JUAN PABLO VIETA
Tres de las cuatro aerolíneas low cost que ya cuentan con rutas asignadas por parte de la Administración Nacional de la Aviación Civil y con visto bueno del Ministerio de Transporte de la Nación, tienen entre sus destinos a la Capital de la Provincia de La Pampa.
Una de ellas, Flybondi, planea cubrir el destino Buenos Aires – Santa Rosa y su vuelta sin escalas intermedias. Sin embargo de acuerdo a las palabras de su CEO y fundador Julian Cook, la llegada de esta aerolínea de bajo costo a La Pampa no se daría en el corto plazo.
En declaraciones al matutino El Cronista, Cook afirmó que su compañía arrancara en septiembre operando cuatro aeronaves Boeing 737-800 con las que prevé llegar desde Buenos Aires a Córdoba, Iguazú, Bariloche, Mendoza y Salta.
De las palabras de su CEO se desprende que la ruta Buenos Aires – Santa Rosa se cubrirá en el marco de un plan de negocios a cinco años que tiene como objetivo administrar una flota de 28 aeronaves, transportando un volumen de 8 millones de pasajeros por año.
Las tarifas serán sumamente accesibles al punto de que serán considerablemente más baratas que las de colectivos de larga distancia para los mismos trayectos. Por ejemplo, se cubrirá Buenos Aires Córdoba por $500 en promedio cuando en micro la tarifa arranca en $780. Volara a Bariloche por $800 en promedio mientras que en colectivo el pasaje más barato sale $1.670.

Banda tarifaria.
No obstante para poder ofrecer esos precios promocionales aún resta que el Ministerio de Transporte de la Nación de un paso fundamental, que tiene que ver con eliminar la banda tarifaria mínima que en el caso de Buenos Aires – Córdoba, por ejemplo, es de $780, ya que están asociadas al costo del pasaje en colectivo.
Cook alega que puede sostener tarifas agresivas a partir de una meticulosa política en materia de costos que se sintetiza, por ejemplo en concentrar todas las operaciones en Buenos Aires en el Aeropuerto del Palomar, para lo que invertirá 30 millones de pesos en construir una terminal, una plataforma, y una calle que salga directamente al acceso oeste que estarán habilitadas a partir de 2018. Hasta ese momento se comenzara a trabajar en aeroparque.
El ahorro provendrá también en que cada Boeing 737-800 contara con 189 asientos, cuando una aerolínea tradicional tiene hasta 170 asientos por avión, y volara 12 horas por día. Como la flota estará compuesta solo por las citadas maquinas, suponen también que bajara el costo de capacitación y mantenimiento.

Perjuicio.
Prevén estar en cada aeropuerto un máximo de 25 minutos, contra 45 minutos de cualquier firma de la competencia, y los vuelos son directos, con lo que mejora la puntualidad y elimina costos de extravío de equipaje. A su vez, planean ofrecer servicios adicionales de comida a bordo y despachos de equipaje que representaran el 30% de los ingresos de la firma.
Sin dudas que Flybondi le traerá más de un dolor de cabeza al Gobierno en virtud del perjuicio que le ocasionara al gremio de la Unión de Tranviarios Automotor sencillamente porque el negocio de las low cost está en transportar en avión a los pasajeros que habitualmente viajan en colectivo por una cuestión de bolsillo, algo que significara menos trabajo para los choferes agremiados.