La Oficina de la Mujer, abierta

ABRIO EL MIERCOLES PASADO Y YA HUBO ATENCION A PERSONAS QUE SE ACERCARON

Silvia Malsam, trabajadora social a cargo de la Oficina de la Mujer y Violencia Doméstica, que comenzó a funcionar la semana pasada, confirmó que desde el primer día hubo gente aguardando ser atendida. La sede entrevista a la persona y asesora en cuanto al seguimiento, pero la instancia “es pre judicial”.
Ya desde hace algunos meses, la ministra del Superior Tribunal de Justicia, Elena Victoria Fresco, que es tutora de la recientemente inaugurada oficina, adelantaba la conformación de la misma. Finalmente se hizo realidad y desde el pasado miércoles, se abrió la atención al público.
Malsam explicó que “funciona en el primer piso del Centro Judicial, en la sede del edificio del Fuero Penal”. Indicó que desde la primera jornada, “se atendieron distintas situaciones” e indicó que el horario al público es de 8 a 14.
Malsam describió que “estamos recibiendo relatos de la gente que se acerca con alguna situación de violencia dentro de la familia. La principal función de la Oficina de Violencia Doméstica es tomar el relato de personas que sufren alguna situación puntual de violencia doméstica o familiar, como una foto: la persona se acerca, se le hace una admisión con varias preguntas, donde en ocasiones no corresponde que quede en esta oficina, que es pre judicial”.
Explicó que a veces, “tampoco son situaciones de violencia doméstica justamente. Luego de esto, si la persona decide quedarse, brinda el relato y si corresponde a la oficina, pasa a entrevistarse con un equipo técnico”.

Violencia
Para clarificar el trabajo, la trabajadora social indicó que violencia doméstica se considera a “situaciones intrafamiliares, de noviazgo, con o sin convivencia de las personas; ex parejas, y pueden ser hechos de violencia física, simbólica, psicológica, económica; hay diferentes tipos. Luego de esa admisión, pasa a entrevistarse con el equipo interdisciplinario, que está conformado por un abogado, un psicólogo y un asistente social”.
Malsam señaló que actualmente, la oficina cuenta con dos equipos completos y “un jefe de equipo, que es Marien Cazenave, la secretaria a cargo, que está con licencia por maternidad. En el área de admisión hay tres personas, que ofrecen toda la información necesaria y luego de la entrevista con el equipo interdisciplinario, acompañan a la persona si necesita realizar una presentación judicial, ya sea Fiscalía, Defensoría y no necesariamente la persona puede recurrir a esta vía porque a veces no hay delito o no quiere; en cuyo caso se le brinda asesoramiento sobre qué instituciones puede dirigirse, de acuerdo a la situación”, indicó. Aseguró que en los casos que corresponde, se derivan a distintas instituciones ya sean de provincia, municipio o civiles.

Nexo
La trabajadora mencionó que la sede también cumple el rol de nexo entre la persona denunciante y las instituciones que ofrecen alojamiento, en casos puntuales. “Debemos informarle a la persona, de acuerdo al informe de riesgo que elaboramos con el equipo interdisciplinario, si es alto o altísimo, que la persona no puede volver a su casa o no tiene una red de contención; se le asesora y se le brinda lo necesario para que esta institución la reciba y tenga un espacio donde estar”.
“Se van a manejar las estadísticas de violencia doméstica, la Oficina de la Mujer era la que ya estaba trabajando con números. Desde que se creó la oficina ya se estaba trabajando con este tema; lo que nos muestran es que la problemática que está muy presente en la sociedad y cada vez más se necesitan oficinas de seguimiento de la misma; es lamentable pero es así”. Agregó que “desde la Justicia estamos brindando una puerta más de acceso para toda esta temática”.

Atención
Malsam señaló que “la oficina funciona en Santa Rosa y toma también relatos de personas de Toay y Anguil. A futuro, probablemente funcione en otras circunscripciones pero por ahora, recién comenzamos acá”, aclaró.
En tanto se abra al interior, la problemática es atendida por las Fiscalías de las distintas localidades donde existen y en los Juzgados de Paz.

Compartir